Niveles de cloro en el agua impiden hemodiálisis en los enfermos renales

   Cuatro muestras de agua se tomaron en el Hospital Obrero de la ciudad de La Paz, debido a que los niveles del cloro en el mismo ocasionaron afectación en el tratamiento de hemodiálisis de los enfermos renales, por lo que estos bloquearon por algunas horas el nosocomio, situado en la Av.Saavedra.

Desde las 8.30 de la mañana, los pacientes del primer grupo de hemodiálisis decidieron bloquear la avenida Brasil, debido a que desde el martes se habrían suspendido las sesiones para los enfermos renales, porque los equipos encontraron un alto nivel de cloro en el agua.

El presidente de la Asociación de los enfermos renales del Hospital Obrero, José Bilbao, informó que los pacientes de éste nosocomio decidieron también bloquearon la calle del lugar, en rechazo a que EPSAS estaría atropellando la salud de los enfermos renales.

COMPLICACIONES

“Nos están enviando agua contaminada que contiene mucho cloro, los paciente estamos muy susceptibles, se han comenzado a presentar algunas complicaciones en algunos pacientes”, aseguró Bilbao.

No vamos a permitir que los pacientes renales arriesguen su vida con el agua, que actualmente se utiliza para los tratamientos de hemodiálisis. “Pedimos a las autoridades del sistema de salud controlen periódicamente la distribución de agua; existen ocho turnos de pacientes, 20 personas por turno requieren del tratamiento, por día alrededor de 160 enfermos renales”, dijo.

MEDIDAS DE PROTESTA

Adelantó que de no atenderse y garantizar la calidad del agua, las medidas de protesta se radicalizarían los siguientes días. En la Unidad existe 230 pacientes, asegurados y 250 externos, que no tienen seguro.

Informó que desde el martes se suspendieron las hemodiálisis, debido a que los equipos registraron una alta sustancia de cloro en el agua.

Por su parte, María, paciente del nosocomio, cuestionó: “Dónde está la ministra de Salud, Ariana Campero, porque no está donde hay problemas; los enfermos renales vivimos gracias a la función de una máquina, pero hoy nos estamos llenando de toxinas, nuestras autoridades son muy insensibles, porque ellas son sanas y gozan de salud”, dijo.

MUESTRAS

Luego del bloqueo que realizaron los pacientes renales del Hospital Obrero, llegó personal del Ministerio de Salud, Epsas e Inlasa, y junto al personal del nosocomio, procedieron a tomar cuatro muestras de agua para evidenciar los niveles de cloro en el agua.

El director del Hospital Obrero, Dr. Carlos Guachalla, informó que la presencia de cloro en el equipo de hemodiálisis puede ocasionar la perdida de glóbulos rojos. “Utilizar el agua con cloro condiciona destrucción de los glóbulos rojos, si bien el agua se procesa en la unidad de hemodiálisis necesitamos la garantía de que no tenga cloro”, agregó.

GARANTÍA

Al salir, el jefe del laboratorio central de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas), Luis Quispe, señaló que el nivel de cloro en el agua que recibe por red el Hospital Obrero se encuentra por debajo de los límites permitidos, por lo que es apto para el tratamiento de hemodiálisis y “no debe existir ninguna susceptibilidad”.

“Aquí en el Hospital Obrero, a la entrada de los equipos de hemodiálisis, hemos encontrado con 0.47 y el límite que nos especifica la norma es de 0.2 a 1,5, o sea estamos muy por debajo de los límites máximos permisibles”, dijo.

Quispe precisó también que el agua de ese nosocomio se encuentra dentro de las condiciones exigidas para el tratamiento de hemodiálisis. “Nosotros estamos dando cumplimiento al 100% con la dosis de cloro”, agregó.

Manifestó luego que la verificación de estos resultados fueron realizados en presencia de Mario Cáceres, representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien atestiguó que la muestra fue extraída bajo todas las normas de seguridad establecidas por los protocolos correspondientes.

10 MIL LITROS

Después de los reclamos de enfermos renales, se dispuso la entrega de 10 mil litros de agua purificada a la unidad de hemodiálisis de este nosocomio, a través del Centro de Operaciones de Emergencia, para la atención exclusiva a este grupo de pacientes.

No obstante, el Gobierno aclaró que el agua que se había entregado antes tenía un nivel de cloro normal, según nota de prensa del Ministerio de la Presidencia.

“Los resultados de este análisis establecen que la concentración de cloro residual se encuentran por debajo de los límites permitidos”, señala el comunicado oficial.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top