Nadie pone orden en Avenida del Poeta

     La situación de la Avenida del Poeta evidencia el desmedido abuso y falta de control en una de las más importantes vías que une el centro de la ciudad de La Paz con la zona Sur.

En desmedro de la ciudadanía y exponiendo a alto riesgo, la construcción de una de las infraestructuras en esa vía de alta velocidad ha optado por tomar un carril de bajada y disponer con conos su redistribución a sólo dos carriles, en total contrasentido con las normas de seguridad vial.

Los conos son ubicados para alertar a los transeúntes y a los vehículos que recorren la zona, pero también protegen eventuales estacionamientos de los funcionarios de ambas obras. Una de las construcciones es la torre de la línea blanca de Mi Teleférico y la otra es un edificio, ambas resultan funestas y perjudiciales, por el caos e incertidumbre que provocan al tránsito de vehículos y personas.

Además de esta arbitrariedad, los responsables de la construcción en cuestión no toman la precaución de poner personal para que colabore en la orientación del tránsito vehicular para un mejor flujo y evitar riesgos de accidentes.

A fin de evitar los atolladeros vehiculares y ante la falta de control en esa vía, algunos conductores optan por tomar otra vía, igual de congestionada pero menos peligrosa.

EL DIARIO verificó que concluida la jornada de trabajo el personal de la construcción retira los conos durante la noche, hecho que deja a los conductores desprotegidos ante un cerco de por lo menos ocho metros de longitud sin ninguna otra señalización.

Las constructoras que realizan las obras en la Avenida del Poeta, pese a los conflictos que generan en el sector, insisten en utilizar las veredas y la calzada como parqueos de carros de alto tonelaje y de servicio de la administración de ambas empresas, colocando para ello un sinfín de obstáculos como conos y vallas metálicas, sin considerar los riesgos y los problemas innecesarios a la población.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top