Murió estudiante de la UPEA en represión policial

Un estudiante de la Carrera de Comunicación Social de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), identificado como Jonathan Quispe, de 20 años de edad, murió ayer durante la represión policial a la marcha de protesta de esa casa de estudios para exigir mayor presupuesto. El deceso del estudiante fue confirmado por médicos de la clínica Cordes, donde fue trasladado para ser auxiliado.

Versiones de testigos dan cuenta que efectivos de la Policía Regional dispararon cápsulas de agentes químicos y otros detonantes a bocajarro, desde el sector del peaje y los puentes peatonales, en contra de la humanidad de los manifestantes.

El hecho ocurrió al promediar las 13.50 horas, en inmediaciones de la avenida Juan Pablo II, cuando los manifestantes activaban un cerco para bloquear los accesos de ingreso y salida de esa urbe.

El Director Departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz expresó que se tomarán las imágenes de las cámaras de seguridad de toda el área, a fin de establecer las circunstancias del hecho.

Casi al finalizar la tarde, el cuerpo del estudiante fue trasladado a la morgue del Hospital de Clínicas, en cuyos predios se instalaron familiares, estudiantes y autoridades de la UPEA, desde donde exigían justicia y esclarecimiento del caso.

PROYECTIL EN EL PECHO

Mientras en las redes sociales circulan imágenes del cuerpo del estudiante, con una perforación en el pecho, dando cuenta, además, que se trataría del impacto del proyectil que ocasionó la muerte del estudiante Quispe. El Director Departamental de la Felcc anunció que expertos forenses que cuentan con equipamiento altamente especializado arribaron a la sede de Gobierno para realizar la autopsia de ley, que permita identificar el tipo de proyectil que perforó el cuerpo del universitario y la causa de su muerte.

Una docente de la UPEA que participaba de la marcha de protesta, afirmó que “no han sido gases solamente lo que nos estaban disparando, el compañero está muerto por un proyectil que ha penetrado en la región del pecho, es por eso que su muerte fue instantánea. Él se estaba retirando pacíficamente al igual que sus compañeros y fue de cuando ha sido asesinado”, relató.

ESTADO DE EMERGENCIA

Tras conocer el fatal desenlace de la marcha de protesta de la UPEA, el sistema universitario que asistió a su Asamblea Nacional, realizada en Potosí, para analizar el presupuesto destinado a la educación superior y de manera particular la situación de la UPEA, quedó suspendida por al menos 30 días.

En expresión de protesta y asumiendo acciones de emergencia, las universidades públicas del país resolvieron efectuar una marcha simultánea en todo el país el próximo lunes 28 de mayo.

El rector de la UPEA, Ricardo Nogales, a tiempo de declarar duelo general en esa casa superior de estudio y repudiar la acción policial por la muerte de Jonathan Quispe, responsabilizó de la fatal consecuencia al Gobierno, y específicamente al Ministerio de Economía y Finanzas, y a la Policía Nacional

“Estamos muy dolidos, nos declaramos en duelo, sabiendo que un universitario ha perdido la vida en su primer año de estudios. Esto fue producto de la dura represión que ha ejercido la Policía, porque tenemos información de que un uniformado fue quien ha disparado a quemarropa, es por eso que le preguntamos al Gobierno qué ha hecho ese muchacho para que lo maten. Responsabilizamos a las autoridades del Gobierno ,que hasta la fecha no nos han atendido en nuestra demanda de un mayor presupuesto”, expresó el rector Nogales.

La universidad pública de El Alto exige al Gobierno central la modificación de la Ley 195, de Coparticipación Popular, y que se le dote de un presupuesto financiero mayor al 2%, lo que implica un incremento de Bs 86 millones para cubrir los de esa universidad que alberga a más de 47 mil estudiantes.

No obstante, en diciembre del pasado año, el Gobierno ofreció a la UPEA un incremento de Bs 20 millones, recursos considerados ampliamente insuficientes para cubrir los requerimientos de esa población universitaria, con lo que eventualmente se logró cubrir sus costos urgentes.

RIGUROSA INVESTIGACIÓN

A las 16.00 horas, el jefe de Estado, Evo Morales, mediante su cuenta de Twiter personal, condenó los sucesos violentos que derivaron en la pérdida de la vida de un universitario. Expresó “Toda mi solidaridad con la familia del estudiante Jonathan Quispe Vila, de la UPEA, y con el pueblo alteño. Rechazo y condenó este suceso violento, que nos quita una vida. Instruyó profunda e inmediata investigación para dar con los autores y se sancione con todo el peso de la ley”, expresa el mensaje.

A su vez, el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, a nombre del Gobierno central y del presidente Morales, manifestó su solidaridad con la comunidad universitaria y familiares del estudiante.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas, Mario Guillén, manifestó su predisposición de diálogo con la UPEA y efectuar la reunión prevista para el miércoles de la siguiente semana. En tanto, las autoridades de esa Universidad dieron por cerrado todo acercamiento.


---------*---------
Scroll to Top