Municipios cercaron capital cruceña

La ciudad de Santa Cruz de la Sierra amaneció ayer bloqueada por dentro y por fuera. Desde la madrugada, varios municipios cercaron a la capital con el corte de carreteras; mientras que los transportistas cerraron cuatro puntos de la ciudad para iniciar una marcha hacia el Concejo Municipal.

Con el respaldo del denominado Bloque Oriente, que aglutina a diferentes sectores sociales, la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz) se dio inicio a un bloqueo de carreteras que terminó cercando a la capital en demanda, a la Gobernación del pago de regalías que ascendería a Bs 400 millones.

Según informe de Amdecruz, los puntos de bloqueo se encuentran en la provincia Cordillera, en la Chiquitania, en la región de Norte Integrado, así como Samaipata. Todos los accesos a ese departamento se encuentran cortados.

“Esto no es un movimiento político, es un movimiento justo para el cumplimiento justo para que nuestro gobernador cumpla con la deuda con los municipios en el tema de regalías”, manifestó el alcalde de la comunidad de San Pedro, José Rojas, desde el punto de en la ruta Montero-Portachuelo.

Los municipios de San Pedro y Minero bloquean en el Puente Amistad que conecta Montero con Portachuelo, en demanda del pago de regalías por parte de la Gobernación de Santa Cruz.

BLOQUEO INTERNO

Entretanto, en la ciudad capital el transporte urbano continúa con su pulseta con la Alcaldía, administrada por Percy Fernández, para la restitución de circulación del sector por la avenida Grigotá, en el primer y segundo anillo, y en rechazo al anuncio de la implementación del sistema municipal de transporte.

El dirigente campesino Adolfo León informó que mantendrán de manera indefinida la medida de presión porque la demora en el pago de las regalías impide realizar obras en los distintos municipios. Dijo que hay bloqueos en Cabezas, Pailón, Guarayos, El Torno, Angostura, Samaipata y otras regiones del departamento.

El presidente de la Asociación de Municipios de Santa Cruz, Rodolfo Vallejos, confirmó los cortes en Samaipata, Vallegrande, San Pedro, la zona de Abapó (en la carretera Santa Cruz - Yacuiba), Pailón y Cuatro Cañadas, la madrugada de ayer.

“Los alcaldes queremos hacer gestión y ojalá que el Gobernador se reúna con los municipios que no recibieron las regalías y se solucione lo antes posible. Si el gobernador hace eso (se reúne con los alcaldes) es que verdaderamente quiere el desarrollo de Santa Cruz”, indicó a El Deber.

Sostuvo que el bloqueo es indefinido y que no se levantará hasta que Rubén Costas se reúna con ellos.

Desde esos puntos de concentración, partieron en una marcha hacia el Concejo Municipal realizando cortes esporádicos en diferentes vías que se prolongaron hasta cerca del mediodía.

Exigían que el Alcalde se reúna con ellos para que conozca sus demandas, entre ellas la de circular por la avenida Grigotá, en contra ruta a los planes de ordenamiento del municipio. Si bien la medida de presión fue suspendida, no lograron ser recibidos por la autoridad edil.

DESCARTAN DEUDAS

El secretario de Gobierno, Vladimir Peña, con actas firmadas entre representantes de la Gobernación cruceña y la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz), demostró que el ente departamental no tiene deudas pendientes por regalías. Indicó que las medidas de presión asumidas por dicha institución, liderada por Rodolfo Vallejos, son “injustificadas” y responden a “intereses políticos”, dado que siempre hubo voluntad de diálogo y atención a sus pedidos.

“Convocaron a una reunión para tratar un proyecto de ley sobre una nueva distribución (de regalías) y les hicimos conocer que el camino correcto era acudir a la Asamblea Departamental, no al Gobernador (…). Hemos logrado acuerdos con 36 gobiernos municipales, para seguir trabajando en beneficio de los ciudadanos”, dijo Peña, quien defendió el modelo autonómico, bajo la fórmula del 50-40-10, que permitió llegar a los municipios con más de 1.300 obras.

En cuanto al reclamo de las regalías 2016-2018, explicó que se suscribió cuatro actas con Rodolfo Vallejos, en las cuales se acordó que Amdecruz presentaría una propuesta de Pacto Fiscal y quedaría suspendido el pago de las regalías, hasta concretar este acuerdo nacional, dado el déficit de Bs 250 millones en arcas del Gobierno Departamental.

Para Peña, Amdecruz no tiene moral para reclamar cuando incumple los acuerdos suscritos y se pone al servicio del Gobierno nacional, al permitir la confiscación del 12% de los recursos del IDH, además se rehúsa a defender los intereses del departamento, tal como se vio en el tema Incahuasi.

Del mismo modo, denunció afanes desestabilizadores contra la gestión del gobernador Rubén Costas, hecho que se dio a conocer mediante audios del asambleísta departamental, Edwin Muñoz, y la alcaldesa del municipio de San Juan, Blanca Salvatierra, quienes desvelan la intencionalidad política por parte del MAS, en las medidas de presión de Amdecruz.


---------*---------
Scroll to Top