Municipio rechaza visión de “racismo ambiental” nacional

El Gobierno Municipal de La Paz rechazó la visión de “racismo ambiental”, expresada por el vicepresidente Álvaro García Linera en el artículo “Alpacoma y el racismo ambiental”, texto que la autoridad publicó ayer.

“No compartimos su visión de ‘racismo ambiental’ pues la preocupación por el deslizamiento ha sido expresada también por vecinos de barrios exclusivos de La Paz, como es el caso de Isla Verde y el Golf Club, quienes incluso bloquearon el acceso a Mallasilla”, se lee en la respuesta del municipio al artículo del Vicepresidente.

En ese pronunciamiento, la Alcaldía indica que le preocupa que García Linera “hable de resultados de una auditoría ambiental que aún no se ha realizado, como la afirmación de ‘daño ambiental’”.

El municipio indica que comprende las preocupaciones de los vecinos de La Paz o Achocalla sobre el deslizamiento ocurrido el 15 de enero “y, justamente por ello, ha extremado todos los esfuerzos para evitar una situación de contaminación extrema”.

La Alcaldía también manifiesta que no responsabilizó a los vecinos de Achocalla por el deslizamiento. “Esas responsabilidades específicas deben ser establecidas por la auditoría ambiental… Sin perjuicio de ello, la empresa operadora del relleno desde 2004, ha sido objeto de iniciales sanciones administrativas”, se lee en el comunicado.

El municipio sostiene que la intromisión política “es innegable pues estuvo claramente reflejada en la acción de operadores políticos afines al Gobierno que, incluso, bloquearon el acuerdo con la Alcaldía de El Alto impidiendo la resolución del conflicto y el recojo de residuos en la ciudad”.

Pagina Siete.