Morales continúa atacando a Brennan tras solicitud de reunión

El presidente Evo Morales calificó de doble moral la intención del encargado de negocios de estados unidos Peter Brennan de entablar una reunión con autoridades del Gobierno antes de su salida del país, por su parte la ministra de Comunicación, Gisela López, arremetió contra el diplomático.

Mediante su cuenta oficial de Twitter, Morales señaló: “Que doble moral de Brennan: toma acciones de conspiración y ahora pide reunión. No somos de esa cultura”, escribió en un mensaje que fue publicado ayer.

Horas más antes, mediante esta misma red social, la ministra de Comunicación, Gisela López, aseguró que la injerencia de Estados Unidos en la política interna del país es un hecho concreto.

“La injerencia de EEUU en la política interna boliviana no es ninguna polémica. Es un hecho concreto y comprobable. Brennan ha operado políticamente en nuestro país con opositores a la revolución boliviana. Es experto en desestabilizar democracias. Con ese currículum salió de Nicaragua”, expresó López.

RECHAZO

El diplomático estadounidense se reunió con el gobernador de Santa Cruz , Rubén Costas, el pasado viernes, tras el encuentro Brennan reveló que pidió una reunión con el primer mandatario antes de dejar sus funciones, además solicitó un encuentro con el canciller Fernando Huanacuni.

Sin embargo, el ministro de la Presidencia, René Martinez, señaló que no corresponde concretar una reunión con Evo Morales, a su criterio esta actitud es contradictoria después de las actividades políticas de abierta injerencia en asuntos internos del país en reuniones con actores políticos de la oposición.

“El señor Brennan al ser encargado de negocios extralimita sus atribuciones y jerarquía al ensayar la mediatización de una convocatoria a la primera autoridad constitucional del país”, señaló la autoridad.

CRÍTICAS

Tras la reunión entre Brennan y Carlos Mesa, la pasada semana, surgieron varias voces por parte de autoridades de Gobierno exigiendo que los opositores hagan conocer las reuniones que se entablen con diplomáticos. Sin embargo, estos criticaron esta postura puesto que es una arbitrariedad por parte del estado tildar estos encuentros de conspiración contra el partido gobernante.

Por su parte, el secretario de la Gobernación de Santa Cruz, Vladimir Peña, reprochó la actitud del Gobierno, “quienes piensan diferente deben pedir permiso al régimen para reunirse con diplomáticos, (en cambio) ellos tienen el derecho a no dar explicaciones de sus fotografías con personas sindicadas de narcotráfico”.

Además señaló que estas actitudes también demuestran que hay un nerviosismo en el Gobierno al ver reuniones entre quienes piensan diferente y diplomáticos de diferentes países.

 


---------*---------
Scroll to Top