fbpx

Ministro de Trabajo afirma que la actividad laboral en el país se desarrolló con normalidad

El ministro de Trabajo, Héctor Hinojosa, aseguró el jueves que “la actividad laboral en el país se desarrolló con normalidad”, pese al paro cívico declarado en contra de la repostulación del presidente Evo Morales, medida que se convirtió en un bloqueo de vías en determinados puntos de ciudades capitales e intermedias.

Hinojosa, en contacto con los periodistas, explicó que las jefaturas departamentales del Ministerio de Trabajo del país reportaron la normalidad en las actividades laborales.

Sin embargo, manifestó que el paro de 24 horas convocado por los cívicos y plataformas ciudadanas con el argumento de defender la democracia viró a un bloqueo de caminos.

“Los trabajadores realizan un paro, eso debemos dejar en claro, pero este es un bloqueo y no es un paro. Paro no existe en el país, lo que existe son puntos de bloqueos que obstaculizan el libre tránsito de las personas”, señaló.

Desde tempranas horas puntos estratégicos, por ejemplo, de la ciudad de La Paz fueron obstaculizados con cuerdas, piedras, llantas, escombros y contenedores de basura, para afectar las operaciones del transporte público y la libre transitabilidad de la ciudadanía.

El Ministro de Trabajo indicó que las gobernaciones de Santa Cruz y Tarija, así como la Alcaldía de La Paz violaron las “normas legales” al instruir que los funcionarios salgan a bloquear calles y avenidas, decisión que debe ser personal y voluntaria.

“Estas actitudes están fuera de la legalidad. Ahí vemos el tipo de democracia que ellos practican, porque no es de convicción propia de la ciudadanía, sino que son obligados”, acotó.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, afirmó que las actividades en el sector petrolero, minero, fabril y de construcción fueron las habituales, más aún cuando se encuentran a días de cerrar la gestión.
xzs-ma ABI