Mesa identificó tres anomalías en Fiscalía

EL EXPRESIDENTE CARLOS MESA FRENTE AL FISCAL RAMIRO GUERRERO CUANDO LE PIDIÓ DESISTIR DE SU ACUSACIÓN.

El vocero de la demanda marítima Carlos Mesa identificó al menos tres irregularidades en las que incurrió la Fiscalía General del Estado, sobre la base de la declaración que hizo el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé en el caso Quiborax, respuesta que fue enviada un día después que el fiscal Ramiro Guerrero presentó al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) el requerimiento acusatorio.

El pasado 13 de julio, Mesa presentó al TSJ un segundo memorial, donde reiteró su pedido de rechazar el requerimiento acusatorio de la Fiscalía en su contra por este caso. El exmandatario cuestionó que el titular de la Fiscalía Ramiro Guerrero considere como “lapidarias” las respuestas de Rodríguez Veltzé y que las mismas no las haya incluido en su acusación.

OBSERVACIONES

La primera ilegalidad que explica el exmandatario es que con la conducta de Guerrero se evidenció que si el testimonio es tan importante, debiera ser tomado en cuenta antes de que el fiscal formular el requerimiento acusatorio. Planteó que con la remisión de la acusación a las autoridades del TSJ concluyó su atribución y competencia para intervenir en esta fase del procedimiento.

Una segunda ilegalidad cuestionada por Mesa es que el fiscal “manifiesta una abierta parcialidad” en contra de su persona, al hacer este tipo de declaraciones públicas sobre el contenido del testimonio de Rodríguez Veltzé, “dado que ha perdido ya atribución y competencia para seguir con investigaciones preliminares, una vez formulado el requerimiento acusatorio”.

La tercera observación tiene que ver con el contenido de las declaraciones de Guerrero, que “desnaturalizan” el sentido y alcance de lo expresado por Rodríguez Veltzé, lo que calificó como una tergiversación.

VERDADERO SENTIDO

En el documento, Mesa también explicó que en las declaraciones de Rodríguez es que se hace dos consideraciones: una sobre la forma y el fondo que señala el Decreto Supremo 27589 que se promulgó durante su gestión, para revertir las concesiones mineras de la empresa chilena para la explotación de ulexita en el Salar de Uyuni.

En la forma, cuando indica que lo que hizo fue “restablecer el Principio de Legalidad” y “sanear los procedimientos en resguardo del principio de legalidad”, obviamente se refiere a su decisión de abrogar mi DS, por el uso del término “Revocar” en lugar de “Anular”.

En el fondo: cuando indica que su gobierno “no ingresó al mérito de las razones por las que se dispuso la nulidad de las concesiones”, primero, reconoce algo fundamental, que en mi gobierno la Superintendencia de Minas, apegada estrictamente a derecho a través del Código de Minería, anuló las concesiones de la Empresa Non Metallic Minerals (NMM), saneando el defecto de forma de mi DS 27589, pero mantuvo la decisión de la Superintendencia de Minas, dictada en mi gestión de Gobierno, de anular las concesiones y expulsar del territorio nacional a NMM.

CUESTIONARIO

El cuestionario que fue enviado por la Fiscalía, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, a Rodríguez Veltzé, expresa que este fue remitido el viernes 7 de julio, a las 17.45 horas, dos días antes de que se cumpla el plazo de 30 días para la presentación de requerimiento acusatorio en contra de Carlos Mesa.

Ante esto, el diputado Wilson Santamaría, de Unidad Demócrata (UD), indicó que estas acciones, por parte de esa institución, tiene la intencionalidad política de enjuiciar a Mesa, además que se ratificó una vez más que son manipuladas por el gobierno de Evo Morales.


---------*---------
Scroll to Top