Menor crecimiento exige ajustes al plan económico del Gobierno

Varios ajustes en el modelo económico relacionados con la seguridad jurídica, apertura irrestricta de exportaciones, reducción de la alta informalidad, además de menor expansión del gasto corriente en el sector público, son algunas de las recomendaciones que fueron formuladas por empresarios y economistas, luego de más de 12 años de Gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) al cumplirse hoy el 193 aniversario de la creación de la República de Bolivia, las autoridades creen que pese a un entorno adverso la economía seguirá sustentándose en el mercado interno y en las inversiones estatales.

EL DIARIO entrevistó al presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Freddy Suárez; al expresidente de la Federación de Empresarios Privados de Tarija (FEPT), Álvaro Baldiviezo, asimismo, a los economistas José Gabriel Espinoza y Germán Molina para conocer sus apreciaciones sobre el desempeño de la economía en el período gubernamental, y concretamente en cuanto al rol del sector privado que se siente sin perspectivas de crecimiento en un modelo de planificación central. También recogió opiniones de políticos como Samuel Doria Medina, del analista económico Gonzalo Chávez y de Roberto Laserna.

Sin embargo, el ministro de Economía, Mario Guillén, dijo que el país continúa liderando el crecimiento de la región. Su última evaluación del desempeño de la economía cifró expectativas por una mayor expansión en los sectores agrícola, industria, banca y en la recuperación de los precios del crudo en el mercado mundial.

El viceministro de Presupuesto, Jaime Durán, sostuvo la semana pasada que Bolivia ha logrado mantener su crecimiento gracias al mercado interno y a los niveles de inversión pública. El viceministro del Tesoro, Sergio Cusicanqui, en cambio, anunció nuevo endeudamiento para este año que podría superar $us 2.000 millones.

SEGURIDAD JURÍDICA

El titular de la influyente CAO de Santa Cruz, Freddy Suárez, dijo que lo que faltó a las políticas públicas fue la seguridad jurídica a objeto de atraer más inversión privada nacional y extranjera, además sostuvo que las condiciones laborales que implicaron mayores costos de la planilla salarial también fueron un impedimento para el desarrollo nacional. Dijo que, “ante estos problemas parece evidente que al Gobierno no le interesó la iniciativa privada”.

Suárez dijo que las inversiones privadas necesitan desplegarse en un ámbito de certidumbre de forma que genere réditos. Y ello es también imperativo para generar nuevas exportaciones con mayor valor agregado,sostuvo. Tanto, Baldivieso como Suárez coincidieron por separado, que la seguridad jurídica es vital para que la inversión llegue al país, y una muestra de este problema se reflejó en la incursión de tierras productivas de la agroindustria por parte de grupos ilegales, en algunos casos impulsados desde las propias oficinas del INRA.

Suárez vaticinó que en un escenario adverso como el que describió, será difícil que los sectores involucrados puedan contribuir al país en la medida de lo que esperaban al igual que las Inversiones Extranjeras Directas (IED).

En ese ámbito, Espinoza señaló que las IED fueron menores a 1.000 millones de dólares, a excepción del período de la capitalización, en donde llegó a cifras por encima de los 2.000 millones de dólares. Si bien en los recientes años se duplicaron las cifras de la inversión extranjera, empero los capitales foráneos se destinaron a los sectores extractivos, es decir a la producción de materias primas con bajo o inexistente valor agregado.

ALTO ENDEUDAMIENTO ESTATAL

Unidad Nacional criticó ayer la presencia de empresas de China Popular en Bolivia que no invierten, pero tienen a su cargo una millonaria cartera de obras públicas. “Con la plata de los bolivianos han creado empleo para los propios chinos”, dijo Samuel Doria Medida a una radioemisora local.

Esta misma conclusión fue parte de un trabajo de investigación del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla). Las investigadoras Silvia Molina y Carolina Herrera evaluaron el alto endeudamiento público del Gobierno, la insuficiente transparencia en los contratos con las empresas chinas y la inexistente inversión china en sectores productivos.

En cuanto a la inversión pública el economista Gonzalo Chávez dijo que en los últimos años crecieron de 4.000 a 7.0000 millones de dólares las inversiones estatales, pero que ese incremento no se reflejó en un mayor crecimiento, el mismo que más bien decayó a partir de 2013, cuando acabó el denominado "boom" de las materias primas en el mercado internacional.

ESTABILIDAD

José Gabriel Espinoza destacó la estabilidad económica al igual que Álvaro Baldivieso. Dijo que en comparación con algunos países vecinos, Bolivia en esta materia destaca en la región, y esta situación le permitió Crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), aunque en promedio en las recientes décadas la expansión bordeó 4 por ciento. En 2013, cuando comenzó a enfriarse la economía Bolivia registró una expansión de 6.8 por ciento del producto la mayor de la gestión de Gobierno.


---------*---------
Scroll to Top