Médicos insisten en abrogar artículo 205

Médicos de base y huelguistas rechazaron ayer el preacuerdo suscrito entre el Gobierno y la dirigencia de los galenos en Cochabamba. Aseguran que no responde a sus exigencias de abrogar de forma definitiva el artículo 205 de la nueva Ley del Código del Sistema Penal que refiere a la “mala práctica profesional” y advierten con masificar sus protestas.

Los primeros en pronunciarse fueron los galenos de Cochabamba y Tarija, quienes rechazaron de forma rotunda el documento firmado en horas de la madrugada que determina la suspensión del artículo 205 hasta junio del próximo año.

En la sede de Gobierno, los médicos de base no recibieron con agrado la firma del preacuerdo porque consideran que su “esfuerzo” de más de 40 días no puede reducirse solo en la suspensión del artículo 205, sino que se debe abrogar toda la norma.

“Hay que ser coherente con la lucha que estamos manteniendo, no puede ser que se dejen endulzar el oído y ahora (los dirigentes) pretendan aceptar cualquier cosa. La lucha es por la abrogación y la suspensión. Rechazamos el preacuerdo”, declaró una médica de base del Hospital de Clínicas que prefirió mantener en reserva su identidad.

La pediatra del Hospital de la Mujer, Carol Gonzales, también expresó su desacuerdo con los resultados alcanzados entre las autoridades de Estado y la dirigencia médica.

“40 días de paro, represión brutal del Gobierno hacia los médicos y ciudadanos. El pueblo no puede retroceder, no puede ceder a los caprichos del Estado, la salud es responsabilidad del Gobierno y debe garantizar nuestro trabajo por respeto a la profesión y al pueblo boliviano”, afirmó.

Por su parte, los huelguistas de las facultades de Medicina y Odontología que mantienen los piquetes desde hace siete y 14 días, coincidieron que el preacuerdo es “inaceptable” y que pese a la firmas no se suspenderán las medidas. Anunciaron que la posición oficial se dará a conocer esta noche, luego de la asamblea de los profesionales que se desarrolla en el centro de eventos del Colegio Médico de La Paz en la zona Sur.

“Rechazamos categóricamente el preacuerdo porque no responde a nuestras demandas. El Gobierno se quiere hacer la burla con sus propuestas (…) Esta noche vamos saber las acciones que se asumirá a partir de ahora, pero el pedido es claro, la abrogación del Código Penal”, indicó uno de las médicos que mantiene la medida.

En La Paz hay alrededor de siete piquetes de huelga de hambre instalados en los hospitales del Niño, Obrero, Caja de Salud Bancaria, Holandés (El Alto), facultades de Medicina y Odontología y en la Casa Social del Maestro.

El médico de base del Hospital del Niño, Rolando Azurduy, que cumple huelga de hambre, afirmó que no puede aceptar el acuerdo con el Gobierno porque no aclara si se eliminará de forma definitiva o no el artículo 205, además dijo que no solo debe ser abrogado el artículo observado que afecta a salud, sino también otros que perjudican a otros sectores que respaldan las demandas de los galenos.

“No solo podemos pedir que se elimine el 205, sino los otros que también son observados por otros sectores sociales que nos dieron su apoyo. Debemos hacerlo por solidaridad y unidad, ellos (transportistas, docentes y profesionales) nos apoyaron cuando estábamos desfalleciendo. Todo por el pueblo boliviano”, indicó.

Desde el 23 de noviembre, los médicos de la seguridad social y el sector público iniciaron una huelga indefinida en rechazo al artículo 205 del Código Penal y el Decreto Supremo 3385 de la Autoridad de Fiscalización.

La madrugada de este martes, la dirigencia médica y el Gobierno firmaron un preacuerdo tras 13 horas de diálogo. El documento determina la suspensión del artículo 205 hasta 2019. (ANF)


---------*---------
Scroll to Top