Más sectores se suman al pedido de renuncia del ministro Romero

El pedido de renuncia del ministro de Gobierno, Carlos Romero, por la muerte de un joven estudiante de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), generó pugnas y confrontaciones entre grupos en la ciudad de Santa Cruz y en otras regiones del país; otros sectores exigen también su alejamiento con distintos procedimientos como recolección de firmas y cartas al presidente Evo Morales.

El Comité Cívico de Potosí (Comcipo), el Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Qollasuyo (Conamaq) y los colectivos ciudadanos se sumaron ayer a las demandas que exigen la dimisión del Ministro de Gobierno. Asimismo, las organizaciones ciudadanas iniciaron una recolección de firmas en todo el país, para que la población se adhiera a esta demanda.

“Los colectivos ciudadanos no nos sentimos seguros de tener a un ministro como Carlos Romero, ya que en cualquier movilización del que seamos parte nos pueden reprimir con distintos procedimientos. Vamos a recabar la mayor cantidad de firmas”, aseguró ayer el representante de Otra Izquierda es Posible, Beto Astorga.

Asimismo, informó que su agrupación está coordinando esta actividad con los comités cívicos de Oruro y Cochabamba y varios grupos ciudadanos de Santa Cruz. “Es una recolección de firmas a nivel nacional”, dijo.

ADHESIONES

En tanto, el representante de Comcipo, Jhonny Llalli, de Potosí, manifestó que el Consejo Consultivo de ese departamento tomó la decisión de apoyar los requerimientos de los universitarios de la ciudad de El Alto, puesto que los atropellos, por parte de la autoridad gubernamental, son constantes y exagerados contra los sectores que se movilizan.

Llalli rememoró los acontecimientos que se produjeron en la ciudad de La Paz en julio del 2015, cuando se movilizaron exigiendo el cumplimiento de un pliego petitorio de 26 puntos, entre ellos la construcción de una planta de cemento.

Por su parte, el Jiliri ApuMallku del Conamaq y exmagistrado del Tribunal Constitucional Plurinacional, Gualberto Cusi, en representación de su sector, dio una semana al Gobierno para que se efectivice la demanda, caso contrario presentarán una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por las violentas intervenciones de la Policía en la movilización de los universitarios de la urbe alteña.

“En caso de que no sean atendidas sus demandas, se enviará una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para pedir la aplicación de medidas cautelares en Bolivia, es la única forma de garantizar que la investigación de la muerte del universitario sea transparente”, dijo Cusi.

CONFLICTOS

En la céntrica plaza 24 de Septiembre, de la ciudad de Santa Cruz, se produjo ayer una confrontación entre colectivos ciudadanos que exigían la renuncia de Romero y un grupo de personas afines al MAS que apoyaban a la autoridad.

La movilización adicta a Romero fue convocada por el diputado Edgar Montaño, en la que estuvieron presentes las organizaciones del partido gobernante, ante las supuestas acciones de “desestabilización” promovidas por la oposición, a raíz de la muerte del estudiante Jonathan Quispe.

Esta movilización fue interrumpida por los colectivos, cuando les lanzaron canicas y gritaron “¡asesino, asesino!”; mientras otro grupo vitoreaba: “¡somos mayoría!”.

Desde el expresidente, Carlos Mesa, hasta los estudiantes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), que realizan una huelga de hambre en demanda de la renuncia del ministro de Gobierno, Carlos Romero, se manifestaron en contra del trabajo de esta autoridad, quien aseguró la semana pasada que no renunciará a su cargo y que las protestas en su contra son acciones políticas y de desestabilizar al actual Gobierno.


---------*---------
Scroll to Top