Más de 500 niños viven en cárceles

Más de 500 menores de seis años viven junto a sus padres recluidos en las cárceles de Bolivia.

Más de 550 menores de seis años viven junto a sus padres recluidos en las cárceles de Bolivia, informó el director de Régimen Penitenciario, Jorge López.

La información, fue brindada en el marco de la inauguración de un taller de tres días, donde varias instituciones buscan elaborar medidas de protección para estos menores que por diferentes motivos purgan condena junto a sus padres o madres.

Mientras los datos de Régimen Penitenciario son de 550 niños viviendo en cárceles, los representantes de Unicef mencionan que son 579.

López recordó que en 1995 se presentó el programa “No encarceles mi niñez”, donde se manejaba la cifra de hasta 1.700 niños que crecían al interior de las cárceles del país, por lo que la disminución, es más del 60 por ciento.

“La Dirección General de Régimen Penitenciario tiene un registro de 550 niños menores de seis años de edad que por varias circunstancias de la vida viven con sus progenitores en las cárceles”, señaló.

López explicó que uno de los factores para la disminución de este índice, fueron los intentos de motines que se registraron en 2009, donde se puso en riesgo la integridad de los menores y junto a los delgados, se optó porque las defensorías de la niñez intervengan y se busque a la familia ampliada (parientes) para que asuman la tutela.

“Reitero, la cárcel no es el mejor lugar para que crezcan los niños, pero tampoco podemos generar la separación de familias. Es justo esos temas los que vamos a tratar estos días”, señaló López.

Por otro lado, detalló que el 92 por ciento de los menores son de internos en las cárceles del eje troncal y el resto está repartido en los demás departamentos.

Indicó que el propósito del taller fue establecer los mecanismos de coordinación y articulación institucional para generar estrategias de protección de niñas y adolescentes en los recintos penitenciarios.

También promover procesos de reintegración familiar o medidas de cuidado alternativo para los niños que viven en las cárceles.

Señaló que para trabajar en esos objetivos se formaron tres mesas de trabajo integradas por instituciones locales e internacionales.


---------*---------
Scroll to Top