Ley nacional se basará en trabajo de Alcaldía alteña

    La Ley 259 de “Control al Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas” será aplicada por los gobiernos municipales del país con base en el trabajo desarrollado por la Alcaldía de El Alto, para trasferir los bienes incautados de bares clandestinos a instituciones educativas y albergues.

El secretario municipal de Seguridad Ciudadana, Dorian Ulloa, explicó que la normativa nacional fue decretada en 2012, pero en ella sólo se contemplan los controles y sanciones, no así el destino de las incautaciones.

“Cuando la Alcaldesa asumió su puesto, no inventamos los decomisos, pero nadie sabía a dónde llegaban todas esas mesas, sillas o equipos de sonido que se incautaba de los bares. Ahora estamos viendo el reflejo de las imágenes positivas que tienen que ver con las donaciones que hacemos y que la población ha recibido de muy buena manera”, explicó el funcionario.

REUNIONES

Asimismo, explicó que el Viceministerio de Seguridad Ciudadana inició reuniones con los gobiernos municipales para coordinar tareas conjuntas destinadas a poner en funcionamiento la Ley 259 y reducir los índices de inseguridad en Bolivia, además, de cumplir con un bien social como sucede en la urbe alteña.

“Varias alcaldías nos pidieron una copia de nuestra Ley Municipal 298 porque no sabían que se podían hacer esas transferencias. Las mesas y sillas que sólo servían para jugar cacho y beber, ahora sirven para que los niños hagan sus tareas; los televisores ahora están en salas audiovisuales para los estudiantes; los parlantes con los que escuchaban música estruendosa, ahora sirven para las horas cívicas y los refrigeradores que enfriaban cervezas ahora están en albergues que los utilizan para guardan sus alimentos”, agregó Ulloa.

En el caso de los enseres y utensilios de cocina decomisados por no reunir las medidas de salubridad necesarias, Ulloa informó que éstos son entregados a una empresa de reciclaje.

“Las ollas viejas que ponen en riesgo la salud de las personas que consumen estos alimentos son sometidas a un proceso con reciclaje, con lo que se fabrican nuevas ollas que son entregadas a los albergues”, concluyó.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top