La Paz llena de basura por pulseta política

     La sede de Gobierno nuevamente tuvo que soportar contenedores desbordados de basura, a causa de la pulseta política creado en torno a este servicio, debido a la falta de reconocimiento oficial a la nueva dirigencia sindical de los trabajadores de la operadora del servicio de aseo urbano La Paz Limpia (LPL), solicitada al Ministerio de Trabajo.

Al menos, un 90% de los obreros de la concesionaria suspendieron el servicio de limpieza, en protesta porque el Ministerio de Trabajo no ha reconocido a su sindicato y debido a que algunos de sus dirigentes fueron agredidos por exempleados de esa empresa, que mantienen una vigilia frente al Palacio Consistorial.

Anta la irregular situación vivida la jornada de ayer, LPL nuevamente será sancionada por la Alcaldía, con aproximadamente Bs 600 mil, debido a que por lo menos 90% de sus trabajadores no cumplieron con sus funciones laborales durante la jornada de ayer, miércoles, para asistir a una marcha en la que exigieron al Ministerio de Trabajo el reconocimiento de su nueva directiva sindical.

El director del Sistema de Regulación Municipal (Siremu), Giovani Jemio, informó que luego de haber efectuado una inspección a la planta de operaciones de LPL, verificó que el 90% sus motorizados permanecían estacionados, evidenciando que el personal a su cargo no cumplió con sus funciones.

PRECAUTELAR EL SERVICIO

“El Gobierno Autónomo Municipal de La Paz tiene que velar por el cumplimiento del contrato que tenemos con la empresa (LPL), es así que vamos a multar, tenemos ya proyectado una sanción que será de cerca a los 600 mil bolivianos”, puntualizó.

Jemio explicó que inicialmente la sanción es pecuniaria, “no podemos ejercer otra actividad, sin embargo, es un monto bastante alto para un tema como es la salud pública”, dijo.

El documento base de contratación entre la Municipalidad paceña y La Paz Limpia establece sanciones pecuniarias, ante el incumplimiento de la prestación del servicio de recolección y barrido en alguna ruta o frecuencia, recordó la autoridad.

Jemio informó, además, que el personal de Siremu continuará realizando la supervisión sobre el estado de situación de las rutas, el barrido y recolección de residuos sólidos por parte de LPL.

ACCIÓN POLÍTICA

A su vez, el director de Empresas y Servicios, Martín Fabri, consideró que el Ministerio de Trabajo realiza una acción política, al no reconocer al sindicato de trabajadores de LPL.

“Nosotros no vamos a permitir que se esté dañando la limpieza de la ciudad, y esto además de perjudicar a la ciudadanía se trata esencialmente por indefiniciones del Ministerio de Trabajo, dicen que hay un sindicato que no está siendo reconocido y esto sin duda es una actuación política del Ministerio de Trabajo, en vez que aclare las cosas, perjudica a la ciudadanía, perjudica al Gobierno Municipal y nos deja indefensión a todos”, declaró.

EVALÚAN HUELGA

Por otra parte, al mediodía de ayer, martes, algunos trabajadores que mantiene la vigilia frente al Palacio Consistorial anunciaron que evaluarán la posible suspensión de su medida de protesta.

“Estamos esperando que este conflicto sea solucionado, lamentablemente la falta de decisión está generando estos conflictos”, finalizó Jemio. Se espera que en horas de la tarde de hoy, miércoles, se normalice la recolección de residuos en la ciudad de La Paz.
El Diario.


---------*---------
Scroll to Top