La crisis del agua genera roces en tres departamentos

La escasez de agua en varias ciudades capitales del país, que lleva ya diez días, ha desatado la tensión en pobladores de La Paz, El Alto, Potosí y Cochabamba, en esta última región ayer se registraron enfrentamientos con la Policía tras los bloqueos vecinales que exigen a las autoridades una pronta solución a la crisis por la carencia del preciado líquido. En Potosí surgieron roces entre campesinos y mineros por el uso de acuíferos.

Gasificados por la Policía. Vecinos del Distrito 2 de Sacaba (Cochabamba) instalaron ayer tres puntos de bloqueo exigiendo que se abran las válvulas de la laguna La Merced y se dote de agua a la población, pero fueron gasificados por la Policía y hasta llegaron a enfrentarse a golpes con los uniformados.

“La Policía vino a intervenir, tendremos que tomar otras determinaciones, nuestro objetivo es el agua, que nos suelten de arriba de nuestras lagunas que se han adueñado los comunarios de las alturas, lamentablemente con el apoyo del Alcalde”, dijo el dirigente Mario Arévalo.

El desbloqueo de la vía comenzó a las 8:00 y duró más de 45 minutos en los que las fuerzas del orden utilizaron agentes químicos para dispersar a los vecinos.

Disputa por acuíferos en Potosí. Comunarios regantes y mineros del norte de Potosí se pelean por utilizar en su producción la escasa agua que existe en esta región, informó a radio Aclo de la Red Erbol el secretario de Minería de la Gobernación, Elías Choque.

“Hay una pelea de ambas partes, actualmente no hay agua para riego y los mineros necesitan para los ingenios”, dijo el funcionario.

La sequía está afectando a la minería potosina, que es la actividad  más importante en contribución de regalías al departamento. En octubre, Choque informó que entonces ya el 40% de los ingenios paralizó sus operaciones, debido a la falta de agua.

Represas en su nivel más bajo. Las reservas de las represas Incachaca y Hampaturi, cercanas a La Paz y las más importantes del país, estaban en 6% y 1% respectivamente por falta de lluvia en los últimos meses, reconoció la empresa estatal de agua Epsas, cuyos ejecutivos fueron cesados el miércoles por el presidente Evo Morales, molesto por el mal manejo del problema.

Tarija acopia agua. El viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, entregó ayer a cuatro municipios de Tarija tanques para almacenamiento de agua y afrontar los periodos de sequía. Son un total de 100 tanques de diferentes capacidades que serán distruibuidos en los municipios afectados.

Punto de vista

Óscar Campanini
Experto en Recursos Hídricos

"La 'guerra del agua', una detonante para el Gobierno"

'La guerra del agua fue el inicio de la gesta en los inicios del 2000; esa demanda por lo visto no ha sido resuelta, al contrario se agravó, este puede ser otro nuevo momento de movilización social que pondrá en apuros a este gobierno. Evo llegó al extremo de pedir perdón a La Paz, entiendo que al interior del ejecutivo saben que esta situación les puede tumbar.

Lamentablemente el tomar conciencia que estos problemas están vinculado a falta de control, previsión y planificación por parte de entidades gubernamentales, dirige ese descontento al gobierno.

Las respuestas poco acertadas que personeros de gobierno dan frente a esta crisis puede ser el principal detonante de una movilización y conflictos de mayor intensidad. La represión en Sacaba, Cochabamba es una muestra de esas malas respuestas'.
El Día

You voted 'Emocion'.

---------*---------
Scroll to Top