fbpx

La Conmebol define la final Boca Juniors y River Plate

Los presidentes de Boca Juniors, River Plate y la Conmebol intentarán este martes a partir de las 10.00 fijar una nueva fecha para la “Superfinal” de la Copa Libertadores de 2018, suspendida por severos incidentes, en un clima de tensión por acusaciones entre ambos dirigentes argentinos.

El encuentro en Asunción del Paraguay entre los presidentes Daniel Angelici (Boca), Rodolfo D’Onofrio (River) y el paraguayo Alejandro Domínguez (Conmebol) podría saldarse con “fumata blanca”, con fecha y lugar del encuentro, pero todavía no parece estar dicha la última palabra sobre el desenlace del torneo.

Boca presentó un escrito ante el Tribunal de Disciplina de la Conmebol reclamando que se le dé por ganada la final tras la violenta agresión de barrabravas de River al autobús que trasladaba al plantel “xeneize” al estadio Monumental.

El fallido operativo policial derivó en la renuncia este lunes del ministro de Seguridad de Buenos Aires, Martín Ocampo.

Horas antes, el presidente argentino, Mauricio Macri, del mismo signo político de centro-derecha que la alcaldía de Buenos Aires, había cuestionado el operativo policial al señalar que “las fallas” en el sistema judicial y de seguridad posibilitaron los desmanes.

Unos dos mil efectivos policiales y de otras fuerzas como Gendarmería y Prefectura fueron desplegados en el operativo el sábado para el River-Boca.

El ataque con piedras y palos dejó a varios jugadores de Boca afectados, entre ellos el capitán Pablo Pérez, herido en su ojo izquierdo.

Los incidentes obligaron a aplazar en dos ocasiones la inédita “Superfinal” entre los archirrivales de Argentina, de la que estaba pendiente todo el mundo del fútbol.

ASUNCIÓN DEL PARAGUAY/Agencias