Juicio a mujer que fingió secuestro

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) asumirá el proceso legal de oficio en contra de Silvia Colque, de 27 años de edad, quien fingió su secuestro, en el afán de llamar la atención de su expareja.al de Lucha Contra el Crimen (Felcc) asumirá el proceso legal de oficio en contra de Silvia Colque, de 27 años de edad, quien fingió su secuestro, en el afán de llamar la atención de su expareja.

El director departamental de La Paz, coronel Jhonny Aguilera, informó que este delito está contemplado en el Código Penal, con una pena de uno a tres años de prisión.

En conferencia de prensa, el comandante general de la Policía, Gral. Abel de la Barra, expresó la molestia de la Policía, que por la denuncia movilizó gran cantidad de recursos para esclarecer el caso, que resultó ser un autosecuestro.

“Hemos instruido a la Felcc que accione la denuncia en contra de esta señorita y podamos sentar precedente para acciones similares, que generan movimientos que repercuten en gastos y riesgos a la Policía”, dijo.

Relató que tras el operativo policial de búsqueda y rescate, Silvia fue llevada a la Felcc, para la entrevista y proseguir con la investigación. Grande fue la sorpresa de los jefes policiales al constatar que se trataba de un delito simulado de secuestro, para forzar a su expareja a retomar su relación sentimental.

“A través de los medios de comunicación queremos hacer conocer y alertar a la población que no hagan este tipo de actos, que conllevan un gasto inútil de recursos (…) está en manos del Ministerio Público y nosotros como brazo operativo exigimos que haya seriedad y una sanción para estas personas que simularon acciones delincuenciales”, dijo el jefe policial.

AUTOSECUESTRO

Según el reporte de la Policía, Silvia (estudiante universitaria) fingió su secuestro utilizando las redes sociales (WhatsApp), para enviar fotografías y videos “montados” a su círculo de amigos y compañeros que recibieron los mensajes.

En las imágenes una tercera persona afirmaba que la joven había sido secuestrada, lo que motivó a que sienten la denuncia.

Los videos y fotografías mostraban a la joven al interior de una caja maniatada y amordazada, lo que motivo a la Felcc activar el plan de búsqueda.

Apelando a triangulaciones de llamadas y GPS del teléfono celular de la supuesta víctima, se logró detectar que la joven estaba en Viacha. Se hizo un operativo y se encontró a la universitaria en una precaria casa, en un cerro de la referida localidad.

Según la versión de la joven, habría sido contactada a través de Facebook por una mujer que la citó a un café, de donde unos sujetos la llevaron cautiva y apareció en la precaria casa de Viacha.

Pero las circunstancias del hecho y su relato despertaron la sospecha de la Policía. Los investigadores indagaron el caso y descubrieron que el café, donde supuestamente fue secuestrada la joven, en realidad no existe.

Asimismo, la Policía detectó que el lugar donde se tomaron las fotografías de la joven secuestrada no corresponde al domicilio donde se la halló.

Ante la evidencia, la universitaria confesó su simulación. Ella misma se tomó las fotografías con su celular en el depósito de la casa de su padre y envió el material a sus amigos, fingiendo ser una tercera persona.

La joven confesó ante la Policía que había simulado su secuestro para llamar la atención de su exenamorado y lograr que vuelva a ser su pareja.

SIETE CASOS

Entretanto, el director de la Felcc, Johnny Aguilera, informó que de enero a la fecha, esta instancia reportó siete casos similares que están siendo investigados, pero que no hubo una respuesta contundente por parte de la Fiscalía.

“La simulación del delito esta en el Código Penal; sin embargo, las sanciones son mínimas, por lo que gente inescrupulosa hace caso omiso a una norma que no tiene un efecto contundente. La sanción es de uno a tres años de reclusión penal”, precisó.

En mayo pasado, la Policía formalizó denuncias penales contra siete jóvenes, después de constatar que fingieron sus secuestros o desapariciones.

Los casos de Xiomi Lema y de Miss El Alto, Elsa Carol Rivas, siguen siendo investigados en el Ministerio Público.

En ambos casos, la Policía confirmó que se trataban de desapariciones por voluntad propia, obedeciendo a motivos sentimentales. Aunque en el primer caso, Xiomi aseguró haber sido retenida y amenazada por sus amigos en Perú, lamentó que la Policía no le crea.

A los casos mencionados se suma otro, de una joven odontóloga que desapareció, y después de un tiempo apareció en Perú. Asimismo, por esos días, desaparecieron otras dos jóvenes que regresaron a sus casas después de unos días. No se conoce si la Policía demandará también en estos tres casos.


---------*---------
Scroll to Top