Jornada del 21F paralizó la urbe paceña

En la zona Sur, los vecinos y ciudadanos cortaron todo el tráfico vehicular para hacer respetar su derecho democrático a la protesta.

A dos años del referéndum del 21 de febrero de 2016, la ciudadanía se auto convocó y salió a bloquear calles y avenidas para expresar su rechazo a la pretensión de la reelección de Evo Morales. En la zona Sur, los vecinos y ciudadanos cortaron todo el tráfico vehicular haciendo respetar su derecho democrático a la protesta. Entretanto, los choferes una vez más cometieron excesos cobrando más de la tarifa establecida.

Como estaba previsto, desde las primeras horas de ayer, los vecinos y ciudadanos se concentraron en las principales avenidas de sus barrios para bloquear el paso de los motorizados.

La medida de presión se intensificó en gran parte de los barrios de la zona Sur, donde los vecinos y ciudadanos cortaron todo el tráfico vehicular haciendo respetar su derecho democrático a la protesta.

En La Paz, la Asamblea de la Paceñidad determinó el 6 de enero realizar un paro cívico movilizado por la defensa de la democracia y de los resultados del referéndum. Desde las 5.00 horas, decenas de vecinos de Mallasa cerraron la vía principal que vincula a la zona Sur con el centro de la ciudad, con pancartas que decían “no es no”, “respeto a la democracia”, entre otros.

ABUSOS DE CHOFERES

La población, una vez más, tuvo que soportar los abusos del transporte público. Los choferes que no acataron la convocatoria del paro cívico cometieron excesos cobrando 3 bolivianos en tramos cortos y justificaron que esa decisión se debía a los puntos de bloqueos.

Algunos choferes de minibuses y radiotaxis circularon sin sus discos de rutas por vías secundarias, en tanto que el servicio del transporte municipal Pumakatari suspendió su atención al público para evitar problemas.

En el caso de los radiotaxis y taxis, estos también incurrieron en cobros exagerados, toda vez que elevaron su tarifa de Bs 12 a 15 e incluso 20 bolivianos, aprovechando la urgencia de los usuarios por llegar a sus fuentes de trabajo.

Los afectados pidieron a la Alcaldía un estricto control en las tarifas del servicio de taxis y radiotaxis, porque de un tiempo a esta parte, los conductores incurren en cobros indebidos en desmedro de la economía de los usuarios.

RECORRIDO

En un recorrido que hizo EL DIARIO por los diferentes barrios del centro paceño, se evidenció puntos de bloqueos en el estadio Hernando Siles de Miraflores; la plaza Ergueta, puente Pasoskanqui, Villa Armonía (San Antonio); Villa Fátima (Periferica).

En la zona Sur, los puntos de bloqueo se instalaron en la costanerita, calle 16 (Obrajes), también en la calle 8 y 21 de Calacoto, la 29 y 23 de Achumani, la avenida Kantutani, Cota Cota y San Miguel Bolonia.

En la zona Miraflores, los puntos de bloqueo fueron instalados en todas las rutas de acceso a la avenida Busch, la plaza Uyuni, la Saavedra y en el sector del mercado Yungas. Entretanto en la zona de Villa Fátima se instalaron puntos de bloqueo en la avenida Tejada Sorzano, plaza Villarroel, avenida de las Américas y Plaza del Maestro

Los bloqueos también se cumplieron en la zona norte, los vecinos bloquearon Llojeta, final Buenos Aires, Tembladerani, plaza El Cóndor, en la zona de San Pedro los vecinos bloquearon todas las calles y plazas, también se realizaron bloqueos en el Nudo Vita, Garita de Lima, Tumusla, La Portada, Achachicala (Max Paredes) y otros puntos neurálgicos de la ciudad.

ENFRENTAMIENTOS

En algunos puntos se presentan discusiones entre personas que están en favor y en contra de la medida de presión. En tanto que otros puntos de bloqueos fueron dispersados por la Policía que gasificó a la población, como en el puente de Las Américas, el estadio Hernando Siles y la plaza Isabel La Católica.


---------*---------
Scroll to Top