Investigador denuncia a empresas cuestionadas

El investigador Jorge Campanini calificó de preocupante, que en el nuevo contexto de promoción de exploración hidrocarburífera masiva y la ampliación de la frontera petrolera retornen al país las transnacionales cuestionadas.

“Se han firmado acuerdos de intención con GTLI, (…) era la empresa que tenía contratos en el norte amazónico en el área del río Beni (…). Estos contratos se anularon porque no se cumplieron con todos los pasos legales para iniciar tareas porque tenía un problema, contenía dentro de sí a capitales de la (india) Jindal que estaba en conflicto con el Estado con lo de ejecución de sus boletas de garantía por no cumplir con lo planificado y proyectado en el Mutún y por no demostrar solvencia”, dijo.

Con ese antecedente, señaló que Gas To Liquid International –que en algún momento se capitalizó con recursos extranjeros– abandonó el norte amazónico, “pero esta vez vuelve a firmar acuerdos de intención sobre estas áreas y otras entre las que se encuentra Nueva Esperanza y Río Beni, donde tiene derecho preferente GTLI, lo mismo pasa con Petrobras en Tariquía, (Tarija) se firmaron acuerdos de intención y que después se transformaron en contratos”, dijo.

GTLI también fue denunciada de haber violado la cláusula de confidencialidad en el contrato con YPFB al haber revelado la presencia de un megacampo con reservas de al menos 1.000 millones de barriles de crudo en el bloque Río Beni, sostuvo.

EXPLORACIÓN

Al respecto, Campanini observó que a pesar de esos antecedentes, la compañía Gas To Liquid Internacional firmó con YPFB convenios de intención para explorar seis áreas entre las que se encuentran Almendro, Irenda, Puerto Grether, Tita Techi, Río Beni, Nueva Esperanza y Madre de Dios, en el marco de la subasta internacional.

“Me llama la atención porque estas dos áreas (Río Beni y Nueva Esperanza) las ha explorado con plata del Estado, ha contratado empresas chinas y ha cuantificado estos recursos, y que el Ministerio después intente llegar a un acuerdo sobre las mismas áreas ya exploradas con GTLI y sus antecedentes (…). Me parece extraño y muy preocupante, más aún porque en el caso de Nueva Esperanza es el área donde hubo los reportes de este pueblo no contactado”, señaló.

Las tareas de sísmica del proyecto 2D Nueva Esperanza tuvieron que detenerse el 2016, tras los informes de la Central de Comunidades Indígenas Tacana II Río Madre de Dios y la empresa china PBG, que daban cuenta de la presencia de un pueblo no contactado, probablemente Toromonas, en la zona de influencia del Proyecto Adquisición Sísmica 2D de la cuenca Madre de Dios del Área Nueva Esperanza.

El hecho mereció que varias instituciones vinculadas a los derechos humanos presenten un recurso cautelar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que el Estado frene las actividades hidrocarburíferas y garantice la protección del pueblo en aislamiento voluntario.

FRONTERA PETROLERA

El especialista dijo que es de alta preocupación la ampliación de la frontera petrolera, que en muchos casos invadió territorios indígenas y áreas protegidas de alta fragilidad. “Llama la atención que el Estado a través de YPFB subcontratando a empresas chinas haya realizado tareas de exploración sísmica 2D en el área de Nueva Esperanza y Río Beni y hace unos meses atrás el Gobierno a través del Ministerio de Hidrocarburos hace una especie de subasta de las áreas de exploración”.

Precisó que la superficie de áreas reservadas para la subasta a cargo de YPFB llegan a más de 28,7 millones de hectáreas, mientras que la comprometida para contratos en la gestión del MAS llegan a más de 2,6 millones de hectáreas. Los contratos de acuerdo energético con Venezuela superan las 868 mil hectáreas.

FRACKING

En cuanto a los anuncios del ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, de incursionar a la exploración de gas no convencional y considerar al fracking como una alternativa para la extracción el especialista dijo que el país no está en condiciones de encarar ese sistema a través de YPFB.

“No estamos en condiciones del fracking, los que tendrían la posibilidad suficiente de retroalimentarse serían las transnacionales y compañías extranjeras que estarían retomando el lobby sobre el fracking, es preocupante el anuncio porque se generarán impactos de gran magnitud que están descritos y estudiados en otros países como Estados Unidos y Argentina”, dijo.


---------*---------
Scroll to Top