Intensifican investigaciones sobre caso de fiebre amarilla

    El director general de Servicios de Salud, doctor Rodolfo Rocabado, afirmó que aún continúan las investigaciones sobre el caso de fiebre amarilla, identificado en el municipio de Caranavi, para prever posible expansión.

Rocabado informó que se lleva a cabo una investigación epidemiológica a través de un equipo del Ministerio de Salud, que recorre las comunidades por donde el turista tránsito, cuyo fin busca verificar la forma de transmisión de la enfermedad.

Identificó tres formas de adquisición del virus; la selvática, la intermedia y la urbana, en esta última se trabaja para definir si la transmisión fue urbana o selvática, pero estiman que es muy probable que el contagio haya sido de manera selvática en el municipio de Caranavi.

VACUNA

Recalcó que se vacuna a la población de Caranavi, a través de los centros de salud, los cuales también identifican a las personas que aún no recibieron la vacuna; y aclaró que no es necesario reforzar tal aplicación, puesto que la misma tiene protección de por vida.

Al momento, el Ministerio de Salud se encuentra realizando un análisis de los tiempos para determinar datos de cuándo el portante ingresó al país, el momento en el que genera la sintomatología, para determinar si fue un caso autóctono o importado.

Se están realizando todas las investigaciones, viendo el flujo migratorio del extranjero y cerciorándose si en el municipio, donde se identificó el caso, hay otras personas con sintomatología compatible.

De la misma manera, se está verificando si es que existen monos al interior de la parte selvática, que hayan tenido síntomas o que se haya registrado mortandad de los mismos, que es otro indicador que se debería tomar en cuenta.

El caso fue reportado en Caranaví, de una persona extranjera danesa, que llega por motivos de turismo hasta el municipio de Caranavi, fue atendido por la sintomatología que presentaba; fue trasladado a La Paz y, finalmente, por solicitud de los familiares es transferido a Chile; y su evolución fue favorable.

SÍNTOMAS

Los síntomas de la enfermedad es que los afectados presentan fiebre por encima de los 39 grados, malestar general, náuseas, diarrea y cansancio; después de 5 días podrían presentar mejoras, pero podrían volver a recaer y presentar una piel amarillenta, y el registro indica que la mitad de las personas fallece y la otra logra superar el cuadro.

La fiebre amarilla se transmite a través de la picadura del mosquito Aedes aegypti y el haemagogus; este último se encuentra dentro de la selva y puede picar al mono, de ahí la transmisión de mono a humano, por eso se lo llama de forma selvática.

FORMA URBANA

Por otra parte, la forma urbana se da por la picadura del mosquito Aedes aegypti y puede ser transmitido de persona a persona, es decir una enferma; el mosquito pica al enfermo y transmite a la persona sana, el mismo mecanismo se daría en el caso del dengue, chikunguya y zika.

Las acciones a seguir están establecidas en la Ley 889, que establece la gestión de estrategia integrada para que las autoridades, tanto nacionales como departamentales y municipales, tomen acciones en la lucha contra estas enfermedades, principalmente con el vector común que es el Aedes aegypti.

De acuerdo con el reglamento sanitario internacional, se establece que toda persona proveniente de otro país debería portar el carnet de vacunación. Explicó que se trabaja para que se cumpla este reglamento para cualquier visitante esté protegido.

Señaló que es importante que la población mantenga la tranquilidad, puesto que se toma todas las medidas de control en el municipio de Caranavi, y de acuerdo a la estrategia de gestión integrada, se trabaja en toda la zona endémica del país.

Se han destinado 86.000 vacunas para atender la demanda de la población. Recordó a la población, que si ya adquirieron la vacuna no es necesaria una segunda aplicación y tampoco es recomendable.

Mientras tanto, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de El Alto, coronel Erik Millares, informó que un policía que prestaba sus servicios en el Chapare falleció por fiebre amarilla, el pasado domingo, cuando venía a visitar a sus familiares a El Alto.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top