Ingreso del Rally Dakar paralizó varios sectores

Cientos de personas que no tenían interés en el Dakar tuvieron que afrontar problemas para conseguir transporte público por los cortes de vía en la ciudad de El Alto.

El paso del Rally Dakar por la ciudad de El Alto paralizó varios puntos de esta urbe, que a falta de los vehículos del transporte público, muchas personas tuvieron que trasladarse a pie hasta sus puntos de destino.

Desde muy temprano por los sectores sur y norte de la urbe alteña, la ciudadanía que tenía la necesidad de llegar a sus fuentes de trabajo, tuvo que caminar varios kilómetros de distancia, debido al cierre de las vías más importantes de esta urbe, como son la avenida 6 de Marzo y Juan Pablo II, respectivamente.

CAOS DEL TRANSPORTE PÚBLICO

Sin embargo el control policial no fue suficiente para hacer cumplir las disposiciones en este sentido, por lo que muchos motorizados, especialmente del servicio público burlaron el poco control en algunos sectores lograron ingresar hacia la Ceja, por la vía principal como es la avenida 6 de Marzo.

Mientras que de la misma manera la avenida Juan Pablo II, estuvo parcialmente cerrada hasta algunas horas de la mañana, por lo que poco a poco algunos efectivos policiales tuvieron que cortar el tráfico vehicular en uno de los carriles de salida desde Río Seco hacia la Ceja, por donde pasó la competencia del Rally Dakar.

GRADERÍAS EN PEAJE

En el sector del peaje se instaló un palco que pertenecía al Ministerio de Culturas, donde también se instalaron algunas graderías, pero que eran de exclusividad para un sector de vecinos del Distrito 3, quienes a medida que llegaban eran registrados en la lista de la persona encargada de controlar la asistencia.

Muchas de estas personas eran simpatizantes del partido en función de Gobierno, que a decir de algunas personas fue organizado por el Ministerio de Culturas, decenas de vecinos que fueron obligados a hacer acto de presencia en este lugar de manera forzada, actitud que fue confirmada por la lista que manejaba la persona encargada de este cometido.

COMERCIO

De la misma manera el comercio aprovechó esta actividad del Rally Dakar, donde en las inmediaciones de la autopista se apostaron muchas comerciantes de alimentos, refrescos, golosinas y otros.

Las banderas bolivianas de diferentes tamaños estaban a la venta con precios de acuerdo al tamaño entre Bs 10 y 15, negocio que llegaron a efectuar en familia, madre e hijos, muchos de ellos lograron agotar el stock que tenían para ofrecer al público.

La venta de paraguas también, así sea para cubrirse del sol o de la lluvia, debido al cambio repentino del tiempo fue un negocio redondo para los comerciantes de estos productos, quienes se dieron modos de convencimiento ante el público para vender estos objetos.

PASARELAS

De acuerdo a disposiciones de los organizadores, así como los encargados del control de la presencia de público en las pasarelas, como es la policía, no se cumplió, debido a que mucha gente estuvo apostada en todos estos lugares del sector de la autopista, especialmente entre puente distribuidor de la Ceja y el peaje, poniendo en peligro la vida de ellos mismos y la de los competidores.

Mientras que el grupo de efectivos policiales que se encontraban en el peaje solo se limitaron a controlar la parte de la avenida y no así estos lugares que por la presencia de gente y la poca resistencia que tienen estas pasarelas pusieron en peligro la vida de muchas personas, que a pesar de las disposiciones, las autoridades encargadas de este cometido no pudieron hacer cumplir esta orden, tal como había sido anunciado.


---------*---------
Scroll to Top