Incremento de la tarifa eléctrica incidirá en el Índice de Precios al Consumidor

El Ministerio de Energías anunció que se hará una auditoría a la CRE porque es de ahí donde suponen que inició la polémica.

De acuerdo al análisis realizado por el economista Germán Molina, en torno al incremento de la tarifa eléctrica dispuesto por la Autoridad de Electricidad (AE) en un 3%, este incidiría directamente en el Índice de Precios al Consumidor (IPC), la explicación la da en base a lo que significará esta alza para las grandes industrias principalmente y no así en el uso doméstico.

Por su parte, el Ministerio de Energías indicó que este no es un evento extraordinario toda vez que el reajuste se lo hace cada seis meses y anunció que se realizará una auditoría en la fijación de precios a la Cooperativa Rural de Electrificación (CRE), aduciendo que fue en Santa Cruz donde se originó la polémica por el alza y que está siendo utilizado como bandera por parte de los políticos opositores.

El incremento se sentirá en las grandes industrias. Germán Molina explicó que dentro de la  estructura de costos, en un negocio como ser un restaurante o una tienda es mínimo; sin embargo, en una industria que utiliza energía eléctrica para que funcionen  sus equipos y maquinarias, su estructura de costos tiene una importancia relativa por lo que este costo se lo harán pagar al consumidor final. "Ese 3 por ciento afectará a todos en función a cómo se utilice la energía eléctrica, por ejemplo una industria  que su factura mensual sea de 200 mil bolivianos el monto va a ser mayor, va haber diferentes magnitudes de elevación", explicó el economista; sin embargo, aclaró que estos reajustes son necesarios, tomando en cuenta que en los últimos años se ha ingresado en un proceso de inversión de energía eléctrica, con plantas generadoras, termoeléctricas, etc, para los cuales han tenido que utilizar recursos económicos, mucho  de ellos con financiamiento del Banco Central de Bolivia (BCB), por lo que se tiene que pagar esa deuda. "Hay fundamentos de la elevación de la tarifa, porque caso contrario, si no se realiza esta modificación entraríamos en  un proceso ahorrativo, habrá una demanda creciente de energía eléctrica y la oferta no va aumentar a ese mismo ritmo y a futuro se puede tener problemas de suministro", dijo el economista.

El reajuste significará solo 90 centavos. Por su parte el ministro de Energía, Rafael Alarcón, dijo que el ajuste de las tarifas de energía eléctrica, responde a un "ajuste" semestral que se practica desde 2001, por lo que negó que se trate de un "evento extraordinario".

Alarcón recordó que el incremento de la tarifa de servicio de electricidad es de 3%, que representa 90 centavos de bolivianos, para más de un millón de usuarios en todo el país.  Explicó que ese ajuste obedece a la actualización de los costos de operación emanados desde el marcado eléctrico para ejecutar el mantenimiento de las unidades generadoras del sistema de transmisión que, subrayó, se realiza para brindar "mayor confiabilidad del servicio eléctrico". Asimismo, ratificó que sigue vigente la tarifa "Dignidad" que es un descuento de 25%, es decir que "la cuarta parte el usuario debe pagar y lo demás es subvencionado por el Estado boliviano mediante las empresas eléctricas".

Vecinos marcharon rechazando el alza. Por otro lado, vecinos de diferentes barrios de Santa Cruz marcharon con cacerolas vacías para exigir la anulación de la medida a la que califican de antipopular y atentatoria a la economía de la población.

La movilización fue encabezada por el presidente de la Federación de Juntas Vecinales, Abad Lino, la protesta concluyó en la Brigada Parlamentaria, donde pidieron al presidente de esta institución haga gestiones para que la norma quede sin efecto.
El Día


---------*---------
Scroll to Top