Incendio en Viru Viru consumió 600 hectáreas

Los equipos de emergencia de Bomberos y otras entidades de auxilio, ayer trabajaron arduamente para aplacar cuatro incendios forestales de magnitud, uno de ellos en las proximidades el aeropuerto Viru Viru, donde el fuego consumió 600 hectáreas y obligó a paralizar las operaciones en la terminal aérea por más de dos horas, según publicó el diario El Deber en su edición digital.

“Tal como hemos venido advirtiendo en los últimos días, el riesgo de incendios forestales en Santa Cruz aumenta y esto se hace evidente con los incendios forestales que hemos tenido ayer”, dijo la secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación, Cinthia Asin, al dar un informe sobre la situación que hacomenzado a afectar a la región cruceña.

De acuerdo con la funcionaria, el segundo incendio de consideración se produjo en San José de Chiquitos, afectando 800 hectáreas de barbechos y pastizales. También se reportó otro en las cercanías de la laguna Sapocó, en Concepción y finalmente, un cuarto en Chochís, Roboré.

En este municipio también se registró un incendio de pastizales cerca del botadero de San Luis, mientras que en la ciudad capital hubo una quema de pastizales en la zona de Los Lotes.

La Secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación detalló que en Viru Viru trabajaron 110 personas, entre bomberos, rescatistas, soldados y otros entendidos en control de incendios, logrando aplacar las llamas a las 2.00 de la madrugada de ayer, miércoles.

Respecto al incendio de San José, indicó que ha sido controlado, pero puede reactivarse en cualquier momento porque los pastizales están extremadamente secos. El personal se mantiene en alerta.

ANÁLISIS

La autoridad de la Gobernación aclaró que el 99% de los incendios son responsabilidad de personas y pidió denunciar a los causantes, para que sean sancionados conforme a lo que establece la ley.

Agregó que el incendio que se produjo en San José de Chiquitos se controló con rompefuegos, que fueron hechos por guarda parques y efectivos del Ejército, para evitar que se propague a la comunidad de Tapera, donde la mayor parte de las viviendas están construidas con madera seca de motacú.

Aclaró que el 99% de los incendios son responsabilidad de personas y pidió denunciar a los causantes, para que sean sancionados conforme a lo que establece la ley.


---------*---------
Scroll to Top