Imputados en caso Hospital Obrero pueden salir libres

Tres de las principales implicadas en el caso del desvío de insumos en el Servicio de Patología del Hospital Obrero están cerca de conseguir salir de la cárcel, debido a que en la audiencia de apelación por estar detenidos preventivamente, que se desarrolló ayer en la Sala Penal Tercera, presidida por el vocal Ángel Arias, lograron eliminar riesgos procesales.

La apelación fue presentada por la jefe del Servicio de Patología, Martha Calderón, y las técnicos de laboratorio Kathusia Alfaro y Virginia Apaza.

Mónica Ramírez, abogada de Calderón, precisó que el fallo de dicha audiencia era favorable “en parte” para las tres imputadas.

Según la explicación jurídica de otro abogado del proceso, las tres investigadas podrían lograr su libertad en próxima audiencia, por medio de una cesantía a la detención preventiva, donde se terminen de desvirtuar los riesgos procesales.

ANTECEDENTES

La fiscal Lilian Calderón asignada al caso, que rehusó dar declaraciones al término de la audiencia de ayer, señala en la imputación como principal sospechosa del desvío de insumos a Martha Calderón, quien como jefe de ese servicio ordenaba al personal y disponía de todo el material para realizar análisis de pruebas de pacientes particulares.

Que estas irregularidades, se presume, estaban siendo cometidas desde hace cinco años, cuando Martha Calderón, de asesora de la Caja Nacional de Salud (CNS) bajó a responsable de ese servicio.

En la relación de hechos, se precisa que el informe del mismo hospital señala que el número de análisis que se realizaban en un determinado tiempo, de 30.000, disminuyó a 12.000.

Con menor responsabilidad, también apunta a Alfaro, en cuyo domicilio además de pruebas de laboratorio, se encontró insumos que se presumen provenían de los laboratorios del Hospital Obrero.

PROCEDENTE

En la audiencia realizada ayer, el vocal Arias señaló que la apelación había sido admitida por haber sido presentada en plazo adecuada, por la defensa de las tres sindicadas.

“Declara la procedencia, en parte, de los fundamentos expuestos en esta audiencia, sólo en relación a que no concurre, en contra de las tres imputadas, el peligro descrito por el artículo 234, numeral 4 del Código de Procedimiento Penal”, fue parte de la resolución emitida ayer por Arias.

El numeral 4 de dicho artículo, hace referencia a que las imputadas se negaron a coadyuvar o someterse a las investigaciones del presente proceso u otro anterior.

El tema fue mencionado, ya que en la audiencia cautelar a cargo de la juez tercero anticorrupción, Claudia Castro, la fiscal Calderón señaló que las imputadas habían desviado las investigaciones de una denuncia presentada en mayo de este año, por el mismo hecho.

La abogada Ramírez señaló que en la anterior denuncia su cliente no fue parte y los antecedentes de ese caso no han sido adjuntos a este caso.

 


---------*---------
Scroll to Top