Iglesias piden archivar tratamiento de norma

Tratamiento de nueva norma de libertades religiosas provoca incertidumbre en iglesias evangélicas.

El representante de las Iglesias Evangélicas, Luis Aruquipa, indicó que exigieron a la Asamblea Legislativa archivar definitivamente el proyecto de ley de Libertades Religiones, con el argumento de que atenta a su derecho a la libertad de conciencia y asociación, establecidos en la Constitución.

“El proyecto de ley de Libertades Religiosas, mezcla a las organizaciones cristianas con las creencias espirituales, desconociendo nuestra identidad como iglesia y reduciéndonos peyorativamente a simples organizaciones civiles”, manifestó Luis Aruquipa, pastor y presidente del Concejo Nacional Cristiano.

Agregó que solicitaron a la Asamblea Legislativa, archivar la ley y anular su tratamiento, para lo cual el Consejo Nacional Cristiano sacó su comunicado para todas las Iglesias Evangélicas Unidas, porque “el Gobierno ya no quiere que las iglesias sean libres pensantes”, apuntó.

Aruquipa explicó que el proyecto de ley desde la exposición de motivos hasta los artículos 4 y 7, con sus respectivos incisos, quita toda la identidad a las iglesias.

“Hacemos la observación al proyecto de ley, porque perdemos nuestra identidad de organismo vivo en el cuerpo de Cristo y además dicen que somos una organización que comprende un conjunto de personas y nos ponen en el mismo nivel que una organización civil”, indicó Aruquipa.

De forma breve, explicó también que se oponen, porque una parte del argumento de la nueva ley dice: “toda actividad religiosa y espiritual de los bolivianos, y sus organizaciones religiosas y creencias espirituales, se constituye en una fuerza viva del proceso de cambio, en el horizonte del bien vivir y del pluralismo”, reclamó Aruquipa; en su opinión esta afirmación está mal porque no se consideran parte del proceso de cambio.

Por su parte, la diputada opositora de Unidad Demócrata (UD), Fernanda San Martin, dijo que aún no conoce a fondo el proyecto de ley, porque no está disponible, pero señaló que no es necesaria una norma de estas características, porque la Constitución Política del Estado reconoce este derecho de la libertad de fe.

“Hay que tener cuidado con la libertad religiosa, porque está consagrado en la Constitución Política del Estado y no tendría que tener una reglamentación; otro tema es querer imponer ciertos requisitos de registro o conocer a los que se inscriben, pero todo eso va en contra de los derechos humanos”, aseveró.

Asimismo, dijo que la posición de la bancada de opositores será de un contundente rechazo, incluso advirtieron con acudir a los estrados judiciales internacionales, para que se haga cumplir la libertad de fe. Considero que se quiere tener el control de esta labor y eso significa una afrenta para los bolivianos que ejercen su libertad de fe.

Por otro lado, el presidente de la Comisión de Constitución, Legislación y Sistema Electoral, diputado Lino Cárdenas, dijo que el proyecto de ley ratifica la libertad religiosa; a poder recibir ingresos, donaciones o diezmos; y la obligación de direccionar los recursos que recibe en prácticas que su organización ha definido, afirmó.

“Esta ley tiene el objeto de garantizar una seguridad jurídica. A partir de esta norma no pueden intervenir más allá de los temas puntuales y legales. Hemos trabajado esta norma desde el 2014, porque han reclamado una norma, lo hicieron junto al Órgano Ejecutivo, ahora hay algunos grupos de las mismas organizaciones religiosas que se apartaron e hicieron críticas infundadas”, afirmó.

DERECHOS Y LIBERTADES

Para las iglesias evangélicas el nuevo proyecto de ley de Libertades Religiosas que promueve el Ejecutivo vulnera los derechos a la libertad de conciencia y asociación consagrados en la Constitución Política del Estado (CPE)

El Diario