Identifican retroceso de derechos civiles en el país

   Amnistía Internacional, organización internacional de defensa de los derechos humanos, alerta sobre retrocesos de los derechos civiles en el país, y convoca a las instituciones y personas particulares a una acción inmediata en apoyo al Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib), Patrimonio Documental de Cochabamba, frente a las amenazas del rectorado de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS).

Ante las denuncias realizadas por el Cedib, por el acoso y hostigamiento permanentes del que ha sido objeto en las últimas semanas por parte del rector de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), Juan Ríos, para desalojar a la brevedad los ambientes universitarios que ha ocupado desde 1993, Amnistía Internacional observa que este caso es preocupante, destaca un reporte de la agencia ANF.

“Esta es una señal preocupante de la reducción del espacio cívico en Bolivia y podría significar la pérdida de décadas de evidencias relacionadas con los derechos humanos en el país”, alerta Amnistía Internacional en un documento hecho público.

Amnistía Internacional hace notar que por temor a la violencia contra el personal y archivos, (del rectorado y algunos dirigentes universitarios) el Cedib decidió mover el archivo a un lugar seguro.

En su documento público, el organismo de defensa de los derechos humanos menciona que entre el 5 y 6 de abril, el director del Cedib, Marco Gandarillas envió cartas al Rector, al defensor del Pueblo de Cochabamba, Nelson Cox; al alcalde, José María Leyes, y al gobernador de Cochabamba, Iván Canelas, solicitando garantías de seguridad para su personal y archivo.

Sin embargo, señala Amnistía que de acuerdo con la información obtenida, la única respuesta recibida por el Cedib fue del rector, en la que indica que la “Universidad daría garantías de no intervención pacífica ni violenta durante el traslado de sus bienes”.

Ante esta situación, Amnistía Internacional insta a las instituciones y personas particulares a una acción urgente que debe traducirse en llamar y escribir al Ministerio de Educación para asegurar que el rector y el personal de la UMSS se abstengan de cualquier acción que ponga al personal y archivo Cedib en una situación de riesgo; pedir al Defensor del Pueblo y al Gobernador de Cochabamba que resguarden la integridad del personal y archivo Cedib y que aseguren que las organizaciones de la sociedad civil gocen de un ambiente seguro para desarrollar sus actividades.

DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS

En su comunicado, Amnistía Internacional destaca la labor del Cedib en defensa de los derechos humanos. “Ha sido una voz importante en las denuncias sobre violaciones de derechos humanos contra pueblos indígenas relacionadas con las industrias extractivas en la Amazonía boliviana”, señala el pronunciamiento.

Recientemente, el Cedib presentó una solicitud de medidas cautelares a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), junto con el Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (Cejis) en nombre de pueblos indígenas en aislamiento voluntario, cuya supervivencia, alegan, sería afectada por la exploración de petróleo en su territorio.

El 6 de febrero de 2017, durante una rueda de prensa en la Asamblea de Derechos Humanos en La Paz, donde el Cedib participó junto Cejis y los líderes del TCO (Tierra Comunitaria de Origen ) Tacana II al anunciar que la CIDH había solicitado al gobierno de Bolivia proporcionar información sobre su solicitud de medidas de precaución.

La presentación fue interrumpida por los dirigentes del partido político Movimiento al Socialismo (MAS) y mineros alineados al Gobierno, quienes intentaron tomar por la fuerza la sede de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos.

En 2015, el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García LInera, amenazó al Cedib (junto con otras tres organizaciones) con la expulsión de Bolivia, después de que el Cedib cuestionó un grupo de decretos legislativos relacionados con la industria del petróleo, que ponían en serio riesgo a las áreas protegidas y los pueblos indígenas que las habitan.

El Cedib también alertó que la Ley 351 de Otorgación de Personalidad Jurídica de las Organización No Gubernamental (ONG), fundaciones y entidades sin fines de lucro, vulnera varios derechos fundamentales referidos a la libre asociación y expresión.

Amnistía Internacional, comúnmente conocida como Amnistía o AI (en el original inglés Amnesty International), es un movimiento global presente en más de 150 países, Trabaja en defensa de los derechos universales, realiza labores de investigación y emprende acciones para impedir y poner fin a los abusos graves contra los derechos civiles, políticos, sociales, culturales y económicos y pedir justicia para aquellos cuyos derechos han sido violados.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top