fbpx

Hugo Moldiz: oposición boliviana genera tres ejes de acción para evitar postulación de Morales

Movilizaciones en las calles, recurrir a instancias internacionales y campaña electoral son las tres líneas de acción que desarrolla la oposición en Bolivia, para evitar la postulación del presidente Evo Morales a los comicios de 2019, afirmó el domingo el exministro de Gobierno, Hugo Moldiz.

“La oposición está desarrollando tres líneas de acción que tienen puntos de encuentro y otros de desencuentro”, indicó en entrevista con medios estatales.

La exautoridad explicó que la primera línea que es la movilización callejera tiene la intención de generar presión política, incluso, de convulsión social, para impedir la postulación de Morales.

La segunda dijo que es la internacional en la que participa el principal activista de la oposición Jorge Quiroga, amigo del secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y de gente de ultra derecha en América Latina, que busca desprestigiar el proceso que vive Bolivia y la imagen de Morales con “mentiras y falsas acusaciones”.

Indicó que la derecha intenta presionar para que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), incluso, vulnere sus propios reglamentos internos y emita una posición en contra de la postulación oficialista, aspecto que – dijo – siempre ha utilizado la derecha por encargo de Estados Unidos, “es algo no nuevo, pero no creo que prospere”.

En cuanto al tercer eje, manifestó que se trata del aspecto electoral mediante el cual la oposición pretende el retorno del neoliberalismo, una realidad en la que la gente votaba, pero no elegía.

Puntualizó que las alianzas formadas por la oposición ocasionaron una frustración en sus seguidores, pues no muestran nada alternativo frente a todo lo que el Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) hizo en los últimos 12 años.

A su juicio cuando la derecha boliviana muestra su apoyo a los gobiernos de Argentina y Brasil, le está diciendo a la gente, qué tipo de propuesta tienen para el país, que es el de retornar al pasado, de privatización y con una “democracia mutilada”.

“Por eso la oposición no habla de programa, qué va a decir, ¿qué va a continuar con la nacionalización?, ¿qué va a industrializar?; no lo va ha hacer y no lo ha hecho nunca”, mencionó.
esb/ma ABI