Hacinamiento preocupa en penal de San Pedro

Mientras la conclusión de la nueva cárcel en la ciudad de Oruro duerme todavía el sueño de los justos, el hacinamiento en el penal de San Pedro está llegando a niveles preocupantes, ya que en los últimos días se ha sobrepasado los 800 internos, la mayoría preventivos; en un recinto en el que supuestamente cabían máximo 300.

Esta situación ha originado que se busquen alternativas y en una reunión conjunta entre el Tribunal Departamental de Justicia, el Ministerio Público, Defensa Pública, la dirección de Régimen Penitenciario y el Defensor del Pueblo, se acordó analizar cada tres meses caso por caso la situación de estos internos, para buscarles otras medidas alternativas.

El fiscal departamental Mario Rocha explicó que esto procede en casos simples como por ejemplo el robo de un celular por primera vez o mayormente casos de violencia familiar donde las consecuencias para las víctimas no son graves y a veces es mejor una conciliación.

“Hay casos que en los delitos de violencia familiar, por dos, tres días están detenidos preventivamente inclusive disgregándose el núcleo familiar”, indicó según un reporte de radio Fides Oruro.

Se pretende efectuar esta reunión trimestralmente. Tras la decisión ya se reconsideró la situación de al menos unos 10 internos.

De todos modos, lo que está incrementando al extremo la población penal, en el último tiempo, son los detenidos por juqueo de minerales en Huanuni donde en cada operativo ingresan entre cinco, seis o más detenidos.

“Lamentablemente aquí estamos atados de manos porque el juqueo es de todos modos un delito grave que no merece consideración”, sostuvo. (Fides)


---------*---------
Scroll to Top