Gobierno y Mesa deben actuar con mesura

La relación entre el Gobierno del presidente Evo Morales y el expresidente y vocero de la demanda marítima, Carlos Mesa, debe centrarse en la tolerancia, respeto y dejar de lado las confrontaciones mediáticas por temas de política interna, según el análisis de la experta en Derecho Internacional, Diana Borelli.tre el Gobierno del presidente Evo Morales y el expresidente y vocero de la demanda marítima, Carlos Mesa, debe centrarse en la tolerancia, respeto y dejar de lado las confrontaciones mediáticas por temas de política interna, según el análisis de la experta en Derecho Internacional, Diana Borelli.

“La relación entre el Gobierno y el vocero de la causa marítima, tiene varios ángulos de estudio. (Ambas posturas) están fuera de toda tolerancia, de toda consideración y fuera de todo respeto de sujetos que están actuando en la misma temática”, argumentó Borelli consultada por EL DIARIO.

La opinión de la jurista en Derecho Internacional es en relación a los entredichos surgidos tras que el presidente Evo Morales reveló que Mesa se reunió con el Encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos, Peter Brennan.

Para Borelli esa reunión sin el conocimiento del Gobierno central, no fue acertada en su calidad de vocero de la demanda marítima y por lo tanto, diplomático boliviano que debe responder a ciertos protocolos y conductas. De la misma forma Brennan tuvo una inconducta en el hecho.

“Existen instrumentos jurídicos internacionales y un protocolo que se debe seguir, por lo que no podía caer ingenuamente el señor Brennan, entrando en informalismo con las personas, porque él es un representante diplomático”, sostuvo.

Con todo, tanto el Gobierno como Mesa deben mantenerse en una línea diplomática severa y pensar primero en la demanda marítima y la imagen que muestran en el exterior.


---------*---------
Scroll to Top