Gobierno incurre en graves contradicciones

    El vicepresidente, Alvaro García Linera, y el titular de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá, entraron ayer en contradicciones, acerca de la existencia de un contrato firmado entre la estatal petrolera y la empresa italiana Drillmec, para la provisión de tres taladros de uso petrolero.

Mientras el presidente de YPFB dijo ayer que se suspendió la ejecución del contrato, firmado el 21 de diciembre 2016; García Linera señaló este lunes en Palacio de Gobierno que “no firmarán contrato con la empresa hasta que se resuelvan las irregularidades”. Achá manifestó en conferencia de prensa que por las observaciones que realizó la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos al proceso de contratación, quedó en suspenso el cumplimiento del referido contrato.

POSICIÓN OFICIAL

El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, aseguró que el Gobierno “no firmará ningún contrato con la compañía Drillmec, hasta que se esclarezcan las irregularidades en la adjudicación de tres taladros”.

“Si no hubo ninguna irregularidad, perfecto, estamos bien, pero si hubo irregularidades que se sancionen. La empresa Drillmec tiene que esperar, no porque nos exija o nos quiera chantajear vamos a cambiar la legalidad. No se firmará el contrato hasta que se esclarezca, si hubo o no irregularidades”, explicó García.

RENUNCIA

Luego de las denuncias de irregularidades en la adquisición de tres taladros por 148 millones de dólares, el presidente de YPFB, Guillermo Achá, aseguró que todas las contrataciones de la entidad estatal se hacen “con transparencia” y que no hay motivo para que deje el cargo.   

“No veo ningún motivo para que yo deje el cargo o me haga un lado durante esta investigación”, manifestó Achá en conferencia de prensa.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top