Gobierno dice que está a tiempo en tema del litio

El salar de Uyuni posee la materia prima para la producción de baterías de litio.

El viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Luis Alberto Echazú, aseguró ayer que, tras recabar información de países de Europa y Asia, se pudo evidenciar que recién está empezando el “boom del litio” en el mundo, por lo que Bolivia está en “muy buen tiempo” para incursionar en esa industria. Sin embargo, países de la región ya desarrollaron tecnología con inversión privada, y están más adelantados.

De acuerdo a ABI, Echazú señaló que sólo China se propuso tener hasta el 2030, el 30% de su parque automotor con vehículos eléctricos, que en la actualidad no llega ni al 3%.

Se olvidó que los países bajos también ya empezaron a cambiar los autos de combustión a eléctricos, como dijo el economista mexicano Pablo López, que estuvo por La Paz dictando conferencias.

En esa oportunidad dijo que los autos eléctricos ya empezaron a dominar el mercado mundial, aunque no masivamente, pero la tecnología apuntaba a acelerar el proceso, y también a demandar baterías más durables.

Recién empieza el boom

Según la agencia estatal, Echazú dijo la China pretende hasta el 2030, recién, tener al menos el 25 0 30 por ciento de su parque vehicular eléctrico, ahora no llega ni al 3 por ciento. Lo mismo ocurre en Europa, está empezando el boom del litio”.

Echazú comentó que en Suecia se construye actualmente una fábrica de baterías de litio de 32 gigabytes hora y dijo que solo esa factoría tendría la capacidad de absorber toda la producción de carbonato de litio boliviano.

En ese sentido, tildó de “bribones” a los opinadores que piensan que el país llegará tarde a la industria del litio, puesto que está “en muy buen tiempo”.

Sin embargo, los retrasos en los cronogramas de ejecución del complejo del litio tiene retrasos, y la investigación sigue en manos locales para desarrollar la mejor opción para la producción de baterías de litio.

Mientras tanto, chilenos y argentinos aceleran los procesos para copar el mercado del litio a nivel mundial, entre tanto Bolivia sigue en la investigación, y según la autoridad tiene tiempo.

Si Bolivia hubiese incursionado antes en la industria del litio, habría tenido bajas utilidades, ya que hace dos años la tonelada de carbonato de litio costaba 7.000 dólares y en la actualidad subió a 16.500 dólares, argumenta el retraso.


---------*---------
Scroll to Top