Gobierno desechó el doble aguinaldo

El ministro de Economía, Mario Guillén, oficializó ayer que este año no se pagará el segundo aguinaldo en el país, porque el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), de julio de 2016 a junio de 2017, llegó sólo a 3,94%.

“Este crecimiento es inferior a lo que establece el Decreto Supremo, por lo tanto este año no podrá pagarse el segundo aguinaldo”, señaló el ministro en conferencia de prensa.

DECISIÓN ANTICIPADA

El pasado 17 de octubre, el presidente Evo Morales anticipó la determinación oficial y dijo que Bolivia nuevamente se encuentra afectada por los bajos precios del petróleo.

“Cuando crece (la economía) sobre el 4.5% todos los trabajadores tienen doble aguinaldo, por ahora nos afectó el precio del petróleo, el año pasado y este año, casi estoy seguro, tal vez este (año) no lleguemos” a ese crecimiento, afirmó entonces Morales, en acto público realizado en Montero, Santa Cruz.

Guillén confió que hasta finales de gestión se alcance un porcentaje de expansión económica por encima del 4%.

DIFERENCIA

El crecimiento de la actividad económica proporcionado por el Instituto Nacional de estadística (INE) es 56 puntos porcentuales por debajo de lo establecido por el decreto 1802, denominado, “Esfuerzo por Bolivia”, que fijó un crecimiento mayor a 4.5 por ciento del PIB para la cancelación del doble aguinaldo a la fuerza laboral del país.

SECTORES

Según las cifras presentadas por el Ministro de Economía, el sector hidrocarburos tuvo una expansión negativa de 5,8%, aunque la autoridad negó que haya influido fuertemente sobre el comportamiento de la actividad económica general. Indicó que en el caso de que hubiera sido así, el crecimiento pudo haber sido mucho menor.

A pesar de que el ministro minimizó el impacto del sector hidrocarburos sobre el crecimiento económico, admitió que sí hubo impacto en la actividad económica, provocado por la menor demanda de gas natural de parte de Brasil. Vaticinó que se aguarda una mejora de los ingresos por renta petrolera en el segundo semestre del año.

“Bolivia no es una isla, los efectos negativos que pasen a nivel internacional, en especial con la venta de gas a Brasil y Argentina, inciden en mayor o menor porcentaje sobre el crecimiento del PIB”, sostuvo la autoridad.

ANALISTA

Respecto a los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el economista José Gabriel Espinoza sostuvo que las cifras de la entidad estatal son complejas, pero no les queda otra que creer.

Señaló que a lo largo de estos años se dio peso al sector público por el lado del gasto e inversión, y probablemente hay distorsión sobre el verdadero desempeño productivo del país, y hasta tal vez pueda mostrar cifras aún menores.

 


---------*---------
Scroll to Top