Gobierno debe procesar a Alcalde de Achacachi

El analista indianista Fernando Untoja asegura que la posible confrontación de sectores para lograr el desbloqueo de Achacachi, como estrategia del Gobierno, solo fortalecerá la rebelión aymara en contra del Estado Plurinacional.

Mientras que el exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas establece que si bien es el inicio de un conflicto, al momento, solo se muestra como “una rebeldía social en proceso”. El Gobierno no apoya el proceso legal al alcalde Édgar Ramos ante la denuncias de supuestos hechos de corrupción.

“Este movimiento de Achacachi, se torna en ser una rebelión aymara, frente a un estado Plurinacional, pero que no solo surge en la región altiplánica, sino que la misma registra apoyo de diferentes sectores a nivel nacional. Por lo que el Gobierno enfrenta una dificultad, porque la identidad aymara que presentaba (el Gobierno), está siendo desenmascarada, porque ningún ministro ni el Jefe de Estado no hablan el idioma originario”, indicó.

Untoja observa que el Órgano Ejecutivo, para contrarrestar “el desastre ideológico”, solo busca enfrentarlos con grupos de la misma provincia Omasuyos y de origen aymara, “pero que son un grupo de mercenarios”, sin darse cuenta que alimenta la rebelión surgida en Achacachi, pero que obtienen apoyo en otras regiones del país, como Oruro, Yungas, oriente boliviano, hasta en centros urbanos.

“Por lo que no será fácil, si el Gobierno pretende desbloquear movilizando gente afín al Movimiento al Socialismo, corriendo el riesgo de ser destrozado, por tener grandes fracasos, ante una economía cada vez debilitada, un discursos de circo, haciendo el show con el Tipnis, apoyado por representantes de derecha y a ello se suma los diferentes hechos de corrupción no resueltos”.

En tanto, el exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas prefiere identificar el conflicto social, como el inicio de una rebeldía social, en crecimiento, si en caso no permite que su militante partidario y Alcalde de Achacachi, no sea procesado legalmente como consecuencia de los diferentes hechos de corrupción denunciados en contra de Edgar Ramos.

“Eso demuestra el actual del Gobierno, por el encubrimiento y protección a uno de sus militantes, nombrados como alcalde municipal, este accionar es similar a otros casos denunciados, donde siempre existe una política de protección y encubrimiento en favor de delitos que cometen sus militantes a diferencia de otras autoridades opositoras donde la Fiscalía y el propio Ministerio Publico actúan rápidamente suspendiéndolo, deteniéndolo y encarcelándolo, cosa que no ocurre con Ramos”, enfatizó.

Para Cárdenas la rebeldía social, puede agudizarse en la medida en que el Gobierno no defina “cortar por lo sano”, suspendiendo al Alcalde, procesándolo y eligiendo en el Concejo Municipal a su sustituto, “pero esto que parece sencillo, el Gobierno insiste en proteger a su militante”, concluyó.


---------*---------
Scroll to Top