García Linera: inversión en fábrica de cemento en Potosí es la más grande de los últimos 30 años (Amplía)

Unete a nuestro grupo de WhatsApp! AQUÍ

El vicepresidente Álvaro García Linera aseveró el jueves que la inversión de 300 millones de dólares destinada a la construcción de la fábrica estatal de cemento en el departamento de Potosí es la más grande que se ha hecho en esa región en los últimos 30 años.

“Es una inversión en términos industriosos más grande que se ha hecho en Potosí desde hace unos 30 años, porque hubo un tiempo también que se dijo que Potosí ya no iba a ser un centro industrial, hoy estamos mostrando de que es un centro industrial, son 2.100 millones de bolivianos que estamos invirtiendo en esta gran obra”, dijo luego de inspeccionar esa obra.

El segundo del Ejecutivo escuchó las explicaciones técnicas de los responsables de la obra sobre la edificación de esa fábrica, que según datos oficiales, se calcula que generará al menos 500 empleos directos y 2.500 indirectos.

Las proyecciones establecen que esa moderna fábrica de cemento, uno de los anhelos de los pobladores de esa región andina, producirá 1,3 millones de toneladas de ‘cemento portland’ por año.

“Estamos levantando con los más de 1.000 trabajadores una fábrica de cemento que va a producir una bolsa de cemento por segundo, 1.300.000 toneladas año, estamos en un 48% de avance de la fábrica, se trabaja día y noche”, mencionó.

García Linera recorrió todas las áreas de la fábrica y recibió explicaciones sobre el proceso de producción.

“El presidente Evo Morales ha instruido que todas las carreteras a partir de ahora para adelante van a ser con cemento asfáltico, vamos a sustituir el cemento de asfalto que es un derivado del petróleo para utilizar el cemento de nuestras fábricas”, indicó.

La fábrica de cemento demandará una inversión total de 306 millones de dólares, de cuyo monto 244 millones están destinados para la implementación; 10 millones para la exploración de la cantera; 5,5 millones para energías complementarias; 2 millones para control y monitoreo, y 9,2 millones de dólares de costo financiero, según datos oficiales.

La planta de cemento cumple con los requerimientos y estándares de aire limpio, tanto en el ámbito internacional como nacional, ya que posee más de 30 filtros colectores de polvo, los transportes son cerrados, lo que hace que se lance al medioambiente una mínima cantidad de polvo, es decir, 30 miligramos por metro cúbico de aire y así se protege a la Madre Tierra.

“Quedé impresionado (…) un antiguo sueño potosino que nadie lo pudo cumplir porque no había amor por Potosí y había dinero en Bolivia y éramos un país mendigo, hoy no, no somos un país mendigo, nunca más vamos a ser un país mendigo”, complementó.

La planta se encuentra a 20 minutos de la ciudad de Potosí camino a Sucre y cuenta con una línea férrea para facilitar el trabajo y reducir tiempos en la distribución de la materia prima, para la elaboración del producto.
esb/ma ABI

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!