García Linera: en los últimos 15 años, hemos asistido a una oleada expansiva de los gobiernos progresistas

El vicepresidente Álvaro García Linera, manifestó, el miércoles, que en estos últimos 15 años, "hemos asistido a la oleada más grande, más expansiva territorialmente y más duradera de los gobiernos progresistas revolucionarios".

    García Linera expresó esa posición durante su intervención en pre-ALAS México 2017, en el cual se desarrolla el II Congreso Internacional de Sociología y Ciencias Sociales, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y es organizado por la Asociación Latinoamericana de Sociología (ALAS).

    Según una cartilla informativa, García Linera detalló que los gobiernos de izquierda han emergido con Venezuela entre 1998-2017; Brasil, 2002-2015; Argentina 2003-2015; Uruguay, 2004-2017; Bolivia, 2006-2017; Ecuador, 2006-2017 y El Salvador, 2009-2017" y que por ello se han expandido como una gran oleada en el espacio y en el tiempo.

    "Nunca antes habíamos asistido a una expansión tan amplia de este tipo de gobiernos en el continente", aseveró.

    Asimismo, García Linera, explicó que la mayor parte de los gobiernos de izquierda accedieron a la administración del Estado en momentos de crisis social, política o económica, es decir, que -dijo- no la asumen en momentos de estabilidad como lo hicieron los gobiernos de derecha.

    "Pero, también, en momentos de crisis política, el debilitamiento de los partidos tradicionales, debilitamiento de los sistemas discursivos de legitimación de política prevaleciente, debilitamiento de la economía en base a libre comercio, las privatizaciones, desregulación estatal y demás", precisó.

     Remarcó que el núcleo de estos gobiernos tradicionales rompen su coalición, ya que estaban conformados por clases y fracciones de clases sociales, por lo que, a decir de García, se constituye una nueva coalición de los gobiernos revolucionarios, a la que denomina: "la coalición progresista", que viene a ser una articulación de clases populares, media y, en algunos casos, con las burguesías locales.

    El segundo mandatario boliviano, también se refirió a las medidas socioeconómicas asumidas por los gobiernos progresistas con las que han beneficiado a los más necesitados de sus sociedades.

    "Como ser la ampliación del empleo, regulación de la flexibilización laboral, incrementos salariales crecientes y constantes, fortalecimiento de la sindicalización obrera, procesos de nacionalización, la creación de empresas públicas en áreas estratégicas, regulación financiera, al igual que la ruptura con las crecientes políticas monetaristas impulsadas por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional", señaló.

   Siempre según la nota de prensa, García Linera ponderó que esos gobiernos progresistas y revolucionarios permitieran constituir una "gobernabilidad dual", en la que existe la participación tanto de sectores de las mayorías como de las minorías, en el poder legislativo, el cual acompaña al poder ejecutivo.

    Y en lo social, se logró, destacablemente, la reducción de la pobreza, esto de acuerdo a los datos proporcionados por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD.

    "En 1994, en pleno periodo neoliberal habían 180 millones de pobres en América Latina; el año 2003, esta cifra asciende a 215 millones; entre 2003 y 2013, en una década, los pobres se reducen en América Latina de 215 a 150 millones de personas", expuso.

    Respecto a las clases medias, indicó que en tiempos de los gobiernos tradicionales, entre 1993 y 2002, de un 34 % suben a un 35 %; los pobres de 16 % al 17 % y los extremadamente pobres del 24 % al 26 %.

    En cuanto a los resultados de los gobiernos progresistas, el mandatario de Estado detalló que la clase media pasa del 21 % al 34 %; la clase media vulnerable, del 35 % a 39 %; y el porcentaje de las personas pobres cae del 17 % al 12 %, y los extremadamente pobres, del 26 % a 11 %.

    "Uno de los logros de los gobierno progresistas es esta reducción sistemática y contenida de la pobreza y de la extrema pobreza, y una ampliación en una capacidad de consumo de las clases medias", complementó.

    García Linera resaltó que a nivel internacional, los procesos progresistas permitieron la creación de nuevas instituciones de articulación continental, como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), lo que es calificado por su persona como muy importante, ya que estos organismos se fundaron sin la presencia de Estados Unidos.
Red central-esb              ABI

 


---------*---------
Scroll to Top