Ganado muerto y 150 habitantes intoxicados

Decenas de familiares esperaban noticias sobre los intoxicados en puertas del centro de salud en el que fueron internados de emergencia.

Comunarios de Pampa Kallasa, Cantón Lacaya de la provincia Los Andes, se intoxicaron luego de haber utilizado un antiparasitario Bañox 6.1, cerca de 50 cabezas de ganado vacuno y otra cantidad de ovino murió, además de afectar a 150 personas, de las cuales cerca de 26 personas, entre ellos estudiantes, fueron remitidos al Hospital del Norte por intoxicación tras el uso de un compuesto químico.

Oscar Limachi secretario general del sector de Pamapa Kallasa dio a conocer que en la tarde del martes en una actividad de desparasitación de ganado, cerca de 150 personas habrían sido afectadas, de las cuales 26 fueron remitidas a diferentes centros de salud, bajo el diagnóstico de intoxicación por uso de químicos.

AFECTADOS

"Estas personas que fueron afectadas, se debe porque estaban participando de la desparasitación de su ganado, luego de realizarse esta actividad, los animales perecieron, llegando a afectar a más de 50 familias, posteriormente las personas que participaron, como alumnos del instituto Técnico Humanístico, Mariscal Ayacucho, llegaron a ser internados en diferentes centros de salud", detalló.

Para Limachi, el compuesto químico, fue mezclado con agua, como establecen las recomendaciones, para luego procedes al baño, mediante la construcción de una zanja o batea de 50 metros, por donde debe pasar el ganado, en este proceso de desparasitación, el solo hecho de sentir el olor en el medioambiente, ocasionó reacciones en la humanidad de los alumnos y las personas que participaron de la desparasitación, terminando su internación por intoxicación.

PÉRDIDA

"Es un líquido preparado y con el calor, este se llega a evaporar y nos ha afectado, por inhalar. Los que no han participado, pero estaban mirando igual fueron afectados. Se usó una batea de 50 metros de con una cantidad de líquido de 5.500 litros de agua, donde ingresaron 50 cabezas de ganado y murieron, el ganado ovino no ha sido muy afectado, pero las familias han perdido entre 15 a 20 vacas", explicó.

Una cabeza de ganado corriente tiene un valor de Bs 6.000, mientras que una de raza tiene un costo de Bs 10.000, la misma que debe ser cancelada por la empresa "El Rancho", que fue la entidad que habría ofrecido realizar el trabajo de desparasitación, con este producto Bañox 6.1, ocasionando la muerte de 50 cabezas de ganado vacuno, ovino y la intoxicación de comunarios, entre ellos 12 menores de edad.

EMPRESA RESPONSABLE

Limachi asegura que los daños de este tipo de desparasitación debe ser de responsabilidad de la empresa que llegó a la comunidad ofreciendo dicha actividad, más aún cuando existen otros gastos médicos, que están siendo cancelados, por el momento, por las familias de los 26 afectados, de los cuales 12 fueron internados en el Hospital del Norte y otra cantidad remitidos e internados en otros centros de salud de El Alto.

Mientras una cantidad de personas que fue menos afectada, tuvo que aplicar un sistema de desintoxicación tradicional, al consumir leche desde la tarde del martes y parte de la jornada de ayer. Mientras que las personas de mayor gravedad en la intoxicación, fueron internadas y a la fecha se encuentran estables.

PIDEN SANCIÓN

Los comunarios del cantón Lacaya, demandan una mayor atención de las autoridades de Senasag y otras instancias del Ministerio de Desarrollo Productivo, para sancionar a la empresa y a quienes internan fármacos químicos para la supuesta desparasitación de animales que termina matando al ganado e intoxicando comunidades.

"Los dirigentes comunarios en este momento están realizando las denuncias correspondientes a las instancias que corresponde por este hecho que puso en riesgo la salud de la comunidad y la muerte de nuestros animales", concluyó Limachi.

RETIENEN A VETERINARIO

Según publicó Erbol, los campesinos lograron reconocer que el producto químico fue aprovisionado por el mismo veterinario que en una anterior oportunidad provocó la misma intoxicación del ganado.

Por ese motivo tomaron la decisión de retener al profesional veterinario junto a su movilidad, hasta que las autoridades abran una investigación.

Explicaron que hasta el momento, los ganados muertos siguen votados en el campo a la espera que el servicio de Bomberos vaya a recogerlos y se haga una cuantificación para que los afectados sean resarcidos por la pérdida y otros animales sean atendidos, porque desde hace dos días siguen echando baba con señales de debilitamiento.


---------*---------
Scroll to Top