Gana lo informal

El precio del Brent superó los 80 dólares el barril esta semana y, según los analistas, el pico se debe a un informe de los expertos de Goldman titulado “las condiciones para el alza en las materias primas” en el que se asegura que la producción de petróleo no convencional de Estados Unidos no alcanzaría para reponer la cantidad de petróleo que faltaría en el mercado si las sanciones a Irán resultan en un recorte de su producción.

Las señales de esta corriente son muchas, algunas de ellas con nombre y apellido. El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, acaba de decir dos cosas muy reveladoras:

• Sólo 37% de las empresas que figuraban en las listas de Fundempresa han renovado sus matrículas y las que no lo hicieron es probable que hubieran pasado la línea divisoria y estén ahora en el sector informal.

Nostas lo dijo a propósito de la aseveración del gobierno de que cada año hay más empresas y que ahora existirían 303.145. Pues resulta que, en realidad, hablando en serio y sin hacer propaganda, las empresas que han renovado sus matrículas son solamente 113.311, un número que también se puede leer al revés, es decir palíndromo.

• El mismo Nostas dijo que el incremento de las tarifas eléctricas dispuesto por el gobierno es un golpe muy duro para las pequeñas y medianas empresas, muchas de las cuales quizá tengan que migrar al sector informal.

Por lealtad con los ilegales, como los cocaleros, y con los informales, como los “gremiales”, o por lo que sea, el actual gobierno está tomando medidas que fortalecen al sector informal.

Y eso es notorio en todo el país. La presión tributaria, que es asfixiante, según dice incluso la ANP, está empujando a miles de ciudadanos hacia el sector informal. Esto, además de tener, lo que el Banco Mundial califica como el sistema tributario más burocrático de la región y el mundo, junto a las leyes laborales más restrictiva de la región.

En Santa Cruz se da el caso de pequeños quioscos que son restaurantes ambulantes, porque están sobre ruedas, lo que les ayuda a migrar en los momentos decisivos, cuando llegan los agentes del SIN, o de la alcaldía. Y se organizan pequeños “patios de comidas”, donde se instalan restaurantes que reclaman el tratamiento del “régimen simplificado”, lo que es una amenaza para los que están sometidos al pago de impuestos, o un ejemplo para que migren también ellos.

En el transporte público, en cambio, se da la dictadura de los sindicatos. Allí se paga, no al Estado, sino al sindicato, que ofrece tarifas menores.

Un poderoso sindicato de camioneros del Chapare acaba de suscribir un acuerdo con una federación de transportistas de Santa Cruz para prohibir el paso de camiones con ripio que no provenga de la zona cocalera. Con ese método, todas las rutas que van hacia Brasil han sido controladas. El triunfo de lo informal, y de lo ilegal.

La planta de urea y amoniaco de Bulo Bulo sigue parada desde marzo pasado y nadie da explicaciones sobre esta inversión que le costó al país la impresionante suma de US$ 953 millones.
    

El gobierno acaba de firmar un contrato con la firma china Maison Ingeneering para la instalación de una planta de carbonato de litio por la suma de US$ 93 millones, sin que se informe si hubo o no licitación.

Compra de petróleo

Venezuela habría comprado 440 millones de dólares en petróleo para entregárselo a Cuba y así cumplir con su aliado político. Documentos publicados por Reuters muestran que la estatal venezolana Pdvsa se habría endeudado para comprar este petróleo. Venezuela ha perdido su capacidad de procesar su propio petróleo.
    

Vuelve el FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) está preparando un nuevo plan de rescate de la economía argentina y ha prometido no caer en los errores del pasado y concentrarse en “el bienestar de los más vulnerables”. Este recate será también la prueba inicial del nuevo plan del FMI que deberá ser implementado en Venezuela y otros países de la región.
    

Pobreza

La pobreza en Perú pasó de afectar al 20,7 por ciento de la población en 2016 a 21,7 por ciento en 2017, según la más reciente encuesta de hogares del INEI. La cifra ha puesto en alerta a las autoridades. En Bolivia no se realizan encuestas de este tipo y la pobreza se estima de forma indirecta, por lo que las cifras no son comparables.

Lo bueno

Es que el gobierno dice que la deuda externa no es de US$ 11.485 millones, tres veces la que existía en 2005, como dice la diputada Jimena Costas, sino de US$ 9.428 millones, sólo dos veces y media.
    

Lo malo

Es que este año la deuda crecerá en US$ 2.424 millones y se destinará, dice el gobierno, como toda la deuda externa, a salud y carreteras, aunque el propio gobierno admite que tiene deudas impagas con los hospitales.
    

Lo feo

Es que está contratado un crédito chino por US$ 7.000 millones, y se ha denunciado que las comisiones que pagan los chinos a los gobernantes venezolanos son desembolsadas en bancos de Panamá.


---------*---------
Scroll to Top