Filtros faciales invaden las redes sociales

El aumento de formatos de comunicación visuales está cambiando la manera como nos comunicamos, especialmente a través de dispositivos móviles como el Huawei P10.

Julio de 2017. Hace unos meses, WhatsApp se unió al grupo de redes sociales que empezaron a incluir el contenido espontáneo como una forma de estado, que desde el 2011 nació con la aplicación de Snapchat y que después de años, otras redes, como Instagram y Facebook, empezaron a imitar.

Las fotos, los videos y los gifs que se comparten en estas redes sociales digitales tienen como regla básica estar al aire o en línea por un tiempo de 24 horas y ser vistas por los seguidores de cada perfil.

Pero, para que estos materiales audiovisuales puedan tener mayor fuerza en el mundo digital, tanto Snapchat, como Instagram y Facebook ofrecen algunas herramientas creativas, denominadas filtros faciales, que son mascaras de realidad aumentada que permitirán al usuario convertir una selfie, por ejemplo, en una imagen o clip que no te resistirás a compartir con los demás.

Los usuarios de estas redes sociales podrán escoger diversos filtros, como ser las orejas de Koala que se mueven, la cara de perro que saca la lengua, la cara de conejo, la aureola de flores o las ecuaciones matemáticas que giran para crear divertidos efectos y que siguen el movimiento de los usuarios. Dichos filtros son muy populares entre los adolescentes y los millennials.

Aunque estas aplicaciones utilizan algoritmos para captar, por ejemplo, los rasgos del rostro; Huawei, mediante su nuevo celular Huawei P10, cuenta con una cámara frontal co-desarrollada con Leica que complementa su cámara trasera dual Leica, que tiene como rasgos el reajuste de la iluminación de estudio y la tecnología de reconocimiento facial 3D, con la cual, el usuario podrá captar modernos retratos artísticos.

La detección facial incorpora 190 nodos de identificación para el reconocimiento preciso para realizar una foto de retrato perfecta, además, el P10 tiene incorporado un sensor monocromo de 20 megapíxeles y otro RGB de 12 megapíxeles para la captura de los detalles faciales.

Al parecer, las compañías de redes sociales notaron un cambio de corriente de status de textos a una posición de imágenes y videos entre los usuarios. Por tal motivo, estos nuevos filtros faciales y los efectos tienen como objetivo engrandecer las cualidades de las personas y ayudarlos a formar parte de una comunidad.


---------*---------
Scroll to Top