Falso neurocirujano fue enviado a la cárcel

MOMENTO EN QUE EL PRESUNTO IMPOSTOR DE MÉDICO ES TRASLADADO A CELDAS JUDICIALES.

Pablo C., quien pretendía dictar cátedra en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), con título falso de neurocirujano, ayer fue enviado con detención preventiva al penal de San Pedro. Por el momento, se descarta que este sujeto haya operado a pacientes, según informó Lourdes Alba, representante de esa casa de estudios superiores.

La determinación fue asumida por la juez tercero de Sentencia, Wiat Belzu, luego de valorar los riesgos procesales de fuga y obstaculización a la investigación.

Concluida la audiencia de medidas cautelares, el sindicado se negó a dar su versión y fue trasladado a celdas judiciales. La Fiscalía imputó al aún supuesto médico falso por los delitos de falsedad ideológica, uso de instrumento falsificado y ejercicio ilegal de la medicina.

POSTULACIÓN A CÁTEDRA

Alba detalló que Pablo C. se postuló a una cátedra de postgrado en la UMSA, adjuntando hoja de vida, título académico y título en provisión nacional durante la etapa de revisión de documentos se verificó que las firmas de las autoridades en el documento académico no correspondían a las que cumplieron la gestión en 2001 y 2002.

“De acuerdo con el informe emitido por el departamento de Archivo de la UMSA, nunca fueron extendidos los títulos presentados el 26 de febrero. Por otra parte, obtenido el récord académico del señor Pablo C. se verificó que de 31 materias que tiene la Carrera de Medicina, aprobó sólo cuatro materias”, aseveró la representante jurídica de la UMSA.

Pablo C. fue aprehendido el martes pasado a denuncia de funcionarios administrativos de la UMSA y entre los primeros datos que se revelaron era que el mismo prestaba funciones en la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) en Bolivia, como consultor.

NIEGA ACUSACIONES

Al momento de su aprehensión, Pablo C. negó los cargos y aseguró que ninguno de los delitos señalados en la imputación son ciertos.

“Continuaré con el debido proceso y aclararé esta situación con los documentos correspondientes para llegar a la verdad de los hechos”, sostuvo.

“Pablo Castellón trabajó como docente suplente en la UMSA, por cuyos servicios cobró Bs 8 mil, por lo mismo la Dirección Jurídica de esta institución solicitó la reparación del daño económico, además de constituirse en parte querellante”, informó el jefe de la División Corrupción Pública, mayor Luis Fernando Guarachi.


---------*---------
Scroll to Top