Experto sugiere al Gobierno acelerar proyecto del litio

Bolivia tiene una de las mayores reservas de litio en el mundo y puede convertirse en el principal proveedor de baterías para el mercado de automóviles eléctricos.

Este escenario cobra certeza, ya que China anunció que para el 2020 masificará la producción de este tipo de bienes a diferencia de los países nórdicos que ya desarrollaron esa tecnología, aunque enfrentan problemas técnicos y provisión de insumos.

Ante esta situación, el economista mexicano Pablo López sugirió al Gobierno acelerar el proyecto de industrialización del litio y avanzar en la producción de baterías, con tecnologías de punta.

López estuvo en la sede de Gobierno esta semana invitado por la Organización Latina de Eventos Empresariales con el auspicio de Extend Comunicaciones y la Cámara Nacional de Comercio. Una amplia información en esa disciplina dictó el pasado lunes, en la conferencia que ofrecio, titulada “La economía Latinoamericana y Bolivia en la época de Trump”.

En la exposición, ofrecida en un hotel de la zona Sur de la ciudad, indicó que los autos eléctricos dependerán del litio, pero siempre que estos sean desarrollados con tecnología de punta para que sean eficientes, rentables y aseguren una producción a escala.

DISEÑO FINAL

El país tiene una de las reservas de litio más importantes del mundo, siguiéndole, Chile y Argentina. El diseño final del proyecto del Gobierno fue adjudicado a la empresa alemana K-UTEC AG Salt Tecnologies, pero está demorado porque debió haberse entregado luego de 10 meses de la firma del contrato, realizado en Uyuni en agosto del año 2015. El estudio tiene el costo de $us 33 millones.

Según el especialista, en la reciente década, los países vecinos lograron importantes avances en el desarrollo de la batería de litio, con inversión y tecnología extranjera.

CICLOS CORTOS

“La tecnología avanza aceleradamente, no se sabe si lo que hay hoy servirá mañana, los ciclos económicos se volvieron cortos, antes duraban un lustro, ahora se han modificado, y la economía también asume un ritmo cambiante”, advirtió López ayer ante varios medios de comunicación.

Explicó que en los Países Bajos se ingresó ya al uso masivo de autos eléctricos, pero enfrentan problemas de dispositivos (enchufes y energía) para cargar los motorizados; por lo tanto, requieren baterías que duren más, y es por ello que las naciones con este recurso natural pueden ofertar el producto.

En se ámbito, López puntualizó que la elección de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, representa cambios en lo político, económico y comercial, que puede ser aprovechados no sólo por Latinoamérica, sino especialmente por Bolivia.

El expositor hizo un paralelismo y dijo que México y Bolivia tienen el mismo potencial económico, pero que en el primer caso, la economía de su país no abrió oportunamente sus recursos natrales a la inversión privada y atribuyó a ese error político el rezago que registra su economía.

ESTADOS UNIDOS

Cuando se le pregunto si Bolivia puede tener relaciones comerciales con Estados Unidos a pesar de no contar con relaciones diplomáticas, dijo que los negocios son negocios, y destacó que el país del norte es un mercado amplio que puede ser aprovechado independientemente de factores políticos.

López comentó, asimismo, que ante el cierre de Estados Unidos al comercio internacional, esa situación hace que México reoriente sus importaciones. Citó igualmente los casos de Brasil y Argentina que proveen del cereal que antes se compraba en Estados Unidos.
 


---------*---------
Scroll to Top