Experto sostiene que Bolivia puede recurrir a arbitraje internacional

    El presidente de la Sociedad Boliviana de Arbitraje, Bernardo Wayar, dijo ayer que Bolivia podría recurrir a un tribunal de arbitraje internacional, ante los perjuicios que está ocasionando la Aduana de Chile, luego de 8 días de paro, vulnerando el principio de libre tránsito consagrado en el Tratado de 1904.

“Hay un tratado firmado en 1904, suscrito por Chile y Bolivia, el mismo que el primero no lo está cumpliendo; este impedimento perjudica a los inversionistas bolivianos”, sostuvo Wayar.

“Las condiciones que Chile ha ofrecido, a través en un tratado, no se han cumplido y esto puede ir a una Corte Internacional de Arbitraje, a la que Bolivia puede recurrir y cobrar daños y perjuicios a su favor”, añadió.

ANÁLISIS

Wayar explicó que previamente debe estudiarse con mucho cuidado el tema y medir todos los daños que ocasiona Chile y que alcanzaría hasta ayer a un acumulado de $us 88 millones. “En tanto, no se resuelva el tema de una salida soberana a Bolivia, Chile debe cumplir con el libre tránsito y comercio a los empresarios bolivianos, tanto de exportación como de importación”.

NAVIERAS

El presidente de la Cámara de Transporte Pesado de El Alto, Gustavo Rivadeneira, denunció ayer que las líneas navieras emplazadas en los puertos de Chile ejercen presión en el cobro de multas a la carga boliviana, pese al paro de funcionarios aduaneros de ese país, que se realiza desde el 24 de mayo.

En contacto con la red oficial Patria Nueva, el dirigente explicó que las líneas navieras cobran multas por la demora en la devolución de los contenedores destinados a la carga boliviana.

“Al tener una serie de argumentos que podrían sensibilizar el uso de estos contenedores, las navieras ejercen mayor presión para la pronta devolución de éstos”, anotó Rivadeneira.

CARGA CONSOLIDADA

El dirigente empresarial agregó que notificará de esta situación a la Cancillería boliviana, para que medie y regularice el libre tránsito por Chile, a tiempo de referir que la presión para que se devuelvan los contenedores está “generado por políticas muy duras” de las empresas navieras.

El comercio boliviano utiliza contenedores de las líneas navieras para consolidar la mercadería que será exportada a ultramar.

Para el presidente de la Cámara de Transporte Pesado de El Alto, sería importante que las líneas navieras operen también en el país, para agilizar aún más los flujos de exportación.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top