Exigen renuncias de Ramiro Guerrero y Edwin Blanco

RAMIRO GUERRERO, FISCAL GENERAL, Y EDWIN BLANCO, FISCAL DEPARTAMENTAL.

El senador Arturo Murillo de Unidad Demócrata (UD), mediante una carta al presidente de la Asamblea Legislativa, Álvaro García, exigió la renuncia del fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, y por otro lado, políticos del oficialismo también pidieron el alejamiento del fiscal departamental, Edwin Blanco.

Ambos pedidos surgen después de la publicación del audio donde la juez Patricia Pacajes revela que además de ella, altos funcionarios del Ministerio Público, entre ellos Guerrero y Blanco, sabían de la inocencia del médico Jhiery Fernández en el caso del bebé Alexander y que a pesar de eso lo sentenciaron a 20 años. El hecho desató el repudio de la sociedad boliviana y varios pedidos de renuncia.

MURILLO

Por un lado, Murillo solicitó la destitución y el enjuiciamiento del fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, porque comprometió el cumplimiento de principios de la Constitución Política del Estado, en el juicio que sentenció a 20 años de cárcel a Jhiery Fernández en el caso del bebé Alexander.

Murillo envió una carta al presidente nato de la Asamblea Legislativa Plurinacional para pedir que la máxima autoridad del Ministerio Público sea destituido de su cargo ante las innumerables denuncias por este caso.

“Acabamos de presentar a la Vicepresidencia del país a Álvaro García Linera una solicitud de destitución del fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, presentamos esta solicitud porque él habría comprometido principios constitucionales”, sostuvo el legislador.

Refiriéndose al artículo 180 de la Constitución Política del Estado que establece que la jurisdicción ordinaria se fundamenta en los principios procesales de transparencia, verdad material, debido proceso e imparcialidad.

“Son múltiples acusaciones que se tienen (en) contra del fiscal general, Ramiro Guerrero, y no puede ser que el país siga mirando azorado con lo que está sucediendo y no hemos visto un solo pronunciamiento del Presidente y Vicepresidente”, observó la autoridad.

BLANCO

Por su lado, el exministro de Gobierno, Jorge Pérez, consideró que todos los involucrados en el escándalo por el audio en el que la juez Patricia Pacajes admite que el galeno Fernández que fue condenado a 20 años, es inocente, deben renunciar.

“Yo creo que todas las personas que están involucradas en ese tema deberían renunciar. Ese audio está cuestionando la justicia penal”, dijo la exautoridad después de dar su examen escrito para fiscal general del Estado.

En tanto, la secretaria ejecutiva de la Confederación de Mujeres Campesinas “Bartolina Sisa”, Segundina Flores, también pidió la renuncia de estas autoridades y que sean investigadas por las irregularidades en ese caso. Anunció realizar una estrategia para un control por parte de las organizaciones sociales afines al MAS.

CARTA

El médico Jhiery Fernández, en una carta dirigida a la opinión pública, señaló como autor intelectual de la injusticia que se cometió en su contra a Guerrero y como autores materiales a los fiscales Edwin Blanco y Susana Boyán.

Además, identifica como sus verdugos a los jueces, entre ellos a la jueza Patricia Pacajes, que lo sentenciaron a 20 años de cárcel, por un delito que no cometió, se refirió al tema después que la jueza reveló en un audio varios detalles del caso.

El joven galeno desde hace casi cuatro años guarda detención en la cárcel de San Pedro, desde el principio había defendido su inocencia, intentó demostrar que no cometió la violación, pero sus descargos no le sirvieron porque las autoridades no querían la “verdad” querían un culpable, dijo en una carta que se conoció este miércoles.

“Esperemos que los asambleístas estén de acuerdo y no aplaudan a un sujeto que ha enviado a la cárcel a un humilde hijo de boliviano solo por enredos de sexo, política y alcohol, este truculento caso no podemos permitir que siga ocurriendo”, afirmó Murillo.


---------*---------
Scroll to Top