Estupefacientes refinados son internados desde Perú

   La larga extensión de frontera entre Bolivia y Perú y la falta de control permiten la constante internación de droga refinada a territorio nacional.

Esa acción se registra mayormente en la zona más próxima a la embocadura del lago Titicaca, donde se forma la laguna Aguallamaya de 96 km2.

Otro de los espacios fronterizos vulnerables está ubicado al sureste, cruzando el departamento de La Paz, y luego por el departamento de Oruro, donde desemboca el lago Poopó, tras un recorrido de 436 km.

El río pasa cerca de las localidades de Calacoto, Ulloma y Puerto Japonés; poblaciones aprovechadas por personas que se dedican a esta actividad ilícita y que utiliza el territorio nacional como tránsito.

POLICÍA

Al respecto, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), coronel Weimar Ledezma, dio cuenta que si bien en la actualidad se logra mayores resultados con el decomiso de droga de origen peruano, dicho proceso logra modificarse con la finalidad de obtener mayores ganancias, por lo que las personas involucradas con el ilícito ahora buscan internar droga purificada (cristalizada), con la finalidad de incrementar sus ganancias.

“El departamento de La Paz y la ciudad de El Alto, se han convertido en zonas de tránsito, donde los traficantes de droga buscan diferentes modos de introducir la droga obtenida en el vecino país del Perú. El ingreso de la droga se realiza desde puestos legales, como Desaguadero, Puerto Acosta o por otras vías no legales, como las rutas alternas con la finalidad de que estas drogas puedan ser trasladadas a otros países como Chile, Argentina, Paraguay, Brasil, con la finalidad de lograr el incremento del precio de estos estupefacientes a tres veces su valor”, explicó el coronel Ledezma.

Las aguas de lago Titicaca y del río Desaguadero, de acuerdo a la autoridad policial, son las que suelen ser utilizadas para el traslado de droga, debajo de botes pequeños, los cuales son los que arrastran la droga por las aguas de estas vías lacustres.

VÍA DE PREFERENCIA

Para los efectivos de la Felcn, durante la presente gestión, la vía de preferencia para la internación de droga del Perú fue Desaguadero, donde se logró la detención de más de 15 personas aprehendidas de nacionalidad colombiana.

“Ellos llegan desde Colombia, pasan por Ecuador, Perú e ingresan a territorio boliviano, vía Desaguadero, con la finalidad de ingresar marihuana oculta en su equipaje, mochilas, cuerpo, catreras de plástico, entre otros enseres”, explicó Ledezma.

Si bien la interrogante de la autoridad es por qué estas personas del extranjero ingresan marihuana desde Colombia cuando existen plantaciones en el territorio nacional, la respuesta es la calidad de “pureza” o grado de TC (Tetra Caramidol), que corresponde a las sustancias alucinógenas.

De acuerdo con los costos de mercado, se establece que un kilo de marihuana colombiana puesto en Chile tiene un valor de 1.700 dólares americanos, mientras que la misma cantidad de marihuana nacional tiene un valor de Bs 800 hasta 1.000 como resultado de su “calidad”, aspecto que es analizado en los laboratorios correspondientes.

En cuanto a la internación de cocaína, en la actualidad se observa que de aproximadamente 500 kilos que fueron secuestrados en la presente gestión, el 50% corresponde a pasta base y el 50% a clorhidrato de cocaína, aspecto que se conoce como cristalizado de cocaína.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top