Equipo jurídico revisa Memoria de Chile sobre aguas del Silala

El presidente Evo Morales se reunió ayer con el equipo jurídico boliviano, en Palacio de Gobierno, para revisar en detalle la memoria de Chile sobre el caso de las aguas del Silala, informó el canciller Fernando Huanacuni.

“Estamos en un trabajo concreto del equipo jurídico boliviano, después de haber recibido todos los insumos del equipo jurídico internacional, en el tema específico del Silala; igualmente recibimos los informes técnicos especializados, con los que hemos procedido de ese modo hoy (ayer) junto con el Presidente, Vicepresidente, el equipo jurídico, después de realiza minucioso análisis de la memoria de Chile”, declaró.

De la reunión con el presidente Morales, realizado en Palacio de Gobierno, participó el agente ante la Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, el vicepresidente Álvaro García, el ministro de la Presidencia René Martínez, el ministro de Justicia Héctor Arce, entre otros.

El canciller se refirió a la etapa de trabajo y de valoración que los expertos en temas jurídicos desarrollan con el nivel ejecutivo del Estado.

“Estamos trabajando de manera intensa y permanente, tenemos toda una agenda, no solamente mensual, sino por gestiones”, añadió Huanacuni.

El equipo boliviano revisa la memoria de seis tomos, sobre el Silala que Chile presentó a la CIJ de La Haya el 3 de julio, en el documento el vecino país expone sus argumentos en el marco de la demanda interpuesta contra Bolivia.

El país deberá entregar la respuesta un año después, conforme lo estableció la CIJ. Bolivia sostiene que las aguas del Silala son manantiales y que nacen en suelo nacional.

Asimismo, se debe recordar que hace 118 años, Chile aprovechó las aguas del Silala para beneficio de la minería de Calama, a través de ductos.

El 23 de septiembre de 1908, la entonces Prefectura de Potosí otorgó en concesión a los ferrocarriles de Antofagasta las aguas del Silala, en esa oportunidad Chile trabajó canales artificiales para el desvío del curso hídrico. En 1940, las locomotoras dejaron de usar el agua.

Asimismo, en 1997, la concesión de 1908 fue revocada y en ese mismo año la Cancillería sostiene que no existe un río internacional en la zona, sino más bien existen manantiales conducidos por drenajes artificiales.

También debe recordarse que en 2009, los gobiernos de Bolivia y Chile estuvieron por firmar un acuerdo en el que se determinaba que Chile debía pagar un 50% de las aguas consumidas, hasta que un estudio haga a conocer el origen de todo el afluente del Silala. El acuerdo no se concretó y, actualmente, ambos países siguen un proceso en la CIJ de La Haya, para resolver el tema.

“Bolivia está en una etapa muy importante de su trabajo (…). Vamos realizando (el trabajo), bajo estrategia, los equipos jurídicos y técnicos”, finalizó Huanacuni.

 

You voted 'Gusto'.

---------*---------
Scroll to Top