En primer día de inscripciones escolares hubo desinformación

Pese a la prohibición, los padres de familia realizaron largas filas en las unidades educativas, en el primer día de inscripción.

Las unidades educativas a tempranas horas de la mañana amanecieron con carpas y largas filas de padres de familia, cuyo propósito era asegurar los cupos de inscripción escolar para sus hijos. Otros, con la esperanza de encontrar un espacio disponible. En los padres pudo observarse desinformación respecto a las inscripciones escolares.

Pese a la nueva modalidad de inscripción que se aplicó para esta gestión, de realizar una etapa de preinscripciones, con la idea de que evitaría las filas en unidades educativas consideradas de “alta demanda”, volvieron a formarse las colas de siempre.

Desde el fin de semana, los padres de familia se organizaron para llegar temprano a las unidades educativas de preferencia, pero ayer algunos establecimientos amanecieron con carpas y numerosas filas. Los padres de familia que se encontraron con tal situación, afirmaban que salieron del sorteo, pero al formar otra vez las filas querían asegurarse de su plaza.

“Yo participé el año pasado del sorteo y me tocó (salió sorteada), pero hoy vine temprano porque quiero asegurarme que mi hijo ingrese sin ningún problema al Oscar Alfaro”, manifestó Vania Cuellar, madre de familia.

Durante la jornada se notó desinformación de los padres de familia en las ocho unidades educativas que visitó EL DIARIO; unos hacían cola pese a haberse beneficiado del sorteo, mientras que otros realizaban la fila por tener a los hermanos inscritos en el mismo establecimiento; asimismo, afirmaron desconocer el cronograma de inscripciones emitido por el Ministerio de Educación.

“Yo estoy cambiando a mi hijo de colegio, hice la fila desde temprano y ahora me dicen que vuelva el jueves, porque a partir de ese día atenderán las transferencias, esto es un perjuicio no tienen consideración con los padres, los directores deberían informar de manera oportuna”, manifestó una madre del Hugo Dávila, quien prefirió reservar su identidad.

La molestia e incertidumbre de los padres de familia se hizo notar en las filas de las unidades educativas, pese a los comunicados de prohibición para realizarlas. Muchos progenitores decidieron permanecer en los establecimientos para que sean los directores quienes puedan explicarles la situación.

Los padres de familia que llegaron a las unidades educativas tenían la esperanza de encontrar un cupo para sus pequeños, que por diferentes motivos no pudieron participar de la preinscripción.

Según explicaron los administrativos del colegio Hugo Dávila a los padres de familia, en caso de que hubiese un cupo sobrante se volverá a realizar un sorteo entre los otros estudiantes que esperan una vacante. Empero, tendrían que esperar dos semanas después del inicio de clases para ver el ausentismo de los alumnos preinscritos.

Por su parte, el director de la unidad educativa Naciones Unidas, Jorge Aguilar, pese a las filas y a la desinformación registrada en su establecimiento señaló que el panorama fue de tranquilidad.

En tanto, el director departamental de Educación, Juan Churata, atribuyó las filas a la nueva modalidad de inscripción; señaló que es una nueva experiencia para los padres de familia y afirmó que los que participaron del sorteo tienen asegurados los cupos.

La autoridad recordó que los tres primeros días de la semana se realizará la inscripción de alumnos nuevos, el día 18 y 19 se atenderán las inscripciones de alumnos que cambien de unidad educativa. En el caso de alumnos antiguos, la inscripción está garantizada de forma automática.

Churata afirmó que en caso de informarse de denuncias, de manera escrita, de incremento de pensiones más de lo estipulado por el Gobierno, se realizará el seguimiento correspondiente y de comprobarse se aplicarán sanciones desde económicas hasta administrativas a los directivos de los establecimientos educativos.


---------*---------
Scroll to Top