Emitieron 200 licencias ilegales

Las licencias de conducir fueron emitidas irregularmente en 2017.

Exfuncionarios del Servicio General de Licencias de Conducir (Segelic) emitieron más de 200 licencias de conducir ilegales, los implicados tramitaban los permisos a un costo de 600 a 1.500 bolivianos, informó el jefe de la División Anticorrupción de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), mayor Luis Fernando Guarachi.

Según el reporte policial, los aprehendidos facilitaban la emisión de licencias de conducir dejando de lado los requisitos que se exigían para este trámite, indicaban a sus víctimas apersonarse en el horario de almuerzo ya que el funcionario encargado salía a comer y dejaba sola a la operadora que tenía acceso al sistema.

Paola V., una de las implicadas, atendía al interesado y le hacía firmar un documento que simulara el extravío de su anterior licencia, extendiéndole un duplicado. Esta funcionaria trabajaba como operadora de licencias del Segelic desde junio de la pasada gestión, tiempo en que se emitieron ilegalmente entre 214 a 220 licencias de conducir, la implicada efectuaba el ilícito junto a Carlos H. C., quien se encargaba de reclutar gente que quería tramitar su licencia.

TRÁMITE

El trámite de una licencia para vehículos particulares, hecho de manera legal, puede llegar a costar entre 300 a 400 bolivianos de acuerdo a la categoría.

La autoridad policial expresó que “cuando una persona va a recabar su licencia de conducir le exigen una serie de requisitos como el certificado de la escuela de conducción, el certificado médico, entre otros, y este procedimiento se va realizando de acuerdo a la cancelación de unas ciertas valoradas. Sin embargo, de manera ilícita, están intermediando tramitadores que ofrecen las licencias a personas sin que éstas cumplan los requisitos”.

DENUNCIA

Funcionarios de esa entidad identificaron las irregularidades y sentaron la denuncia ante el Ministerio Público, División Contra Delitos de Corrupción Pública, donde se está realizando las investigaciones correspondientes.

A su vez, el Servicio General de Identificación Personal (Sgip) notó que no concordaba la cantidad de valoradas de documentos nuevos con la cantidad de documentos duplicados, posteriormente se realizó la concomitancia correspondiente entre ambas planillas y cayeron en cuenta del ilícito.

Posteriormente, tres personas que pretendían renovar sus licencias de conducir se apersonaron al Segelic, donde identificaron que estos individuos no tenían el respaldo de Kardex que compruebe que ya sacaron su primer permiso de conducir, razón por la cual los sujetos prestaron sus declaraciones informativas y explicaron la forma de operar de los dos exfuncionarios que cometieron el ilícito.

Emergente del ilícito, las licencias de conducir emitidas en la gestión pasada serán observadas. Cuando las personas que obtuvieron su licencia a través de estos exfuncionarios busquen renovar su documento serán observadas. “La corrupción en este caso es por ambas partes porque también los que accedieron a cancelar un monto más elevado simplemente por acortar el tramite han cometido ilícito”, señaló la autoridad.

El daño aproximado que se hizo a esta repartición del Estado asciende aproximadamente a $us 17.000 tras la emisión de al menos 220 licencias que evadieron el pago de valores y otros requisitos.

“Los montos que cobraban dependía de la víctima. Es decir entre 600 a 1.500 bolivianos. Los tramitadores actuaron entre los meses de junio y julio del 2017 en coordinación con los funcionarios del Segelic de entonces”, indicó.


---------*---------
Scroll to Top