Desfalco de Bs 1,6 millones al Banco Unión

El Banco Unión, a cargo de las cuentas del Estado, sufrió otro desfalco, esta vez de Bs 1,6 millones, en la agencia regional de la población de Desaguadero, por lo que el jefe de Operaciones de esa oficina, identificado como Julio Cesar R.B., fue aprehendido por la división policial de lucha contra delitos financieros

De acuerdo con información proporcionada por el fiscal Omar Mejillones, el presunto responsable, ahora exfuncionario, fue aprehendido el miércoles último, luego de conocerse que los Bs 1,6 millones fueron extraídos en diferentes fechas, desde el mes de septiembre de 2015, informó el representante del Ministerio Público.

La denuncia fue presentada ante la Fiscalía el 15 de mayo por el Banco Unión y fue respaldada con los resultados de un informe de auditoría especial del 8 de mayo, que señala que Julio César R. B., en su condición de cajero, tesorero y jefe de operaciones de la Agencia Desaguadero, desfalcó 1.666.000 bolivianos (algo más de 240.000 dólares).

“MODUS OPERANDI”

“Sobre las operaciones efectuadas por el ahora denunciado, (…) se logra determinar que existe un desfalco de la suma ya indicada, bajo el siguiente modus operandi”, refirió el fiscal del Distrito, Edwin Blanco, quien detallo el accionar del presunto responsable.

Según esta auditoría, Julio César R. B. “fingía, simulaba, mentía”, señalando a los responsables de la recarga de efectivo, que el dinero de los cajeros ATM (automáticos) se había agotado y solicitaba otro monto adicional.

Una vez que le entregaban el dinero, el mismo volvía a los cajeros abría las cajas y simulaba recargar todo el dinero, colocando pocos “tres o cuatro” billetes y quedándose con el resto.

Blanco aseguró que Julio Cesar R. B. trabajó en el Banco Unión durante seis años, desde la gestión 2011 hasta finales de 2017.

A pesar de esta situación, la auditoría detectó cinco robos, en fechas 19 de septiembre de 2015, 18 de octubre y 29 de diciembre de 2016, 13 de abril y 19 de junio de 2017. En tres de las fechas indicadas el dinero sustraído supera los 400 mil bolivianos.

Una vez conocida la denuncia, la Fiscalía realizó dos allanamientos, uno al domicilio particular del presunto implicado y otro a un negocio de venta de artículos para bebé, que administraba en la ciudad de El Alto.

En ambos operativos se logró recuperar Bs 6.000, 10 tarjetas de débito de diferentes bancos, además de documentos y notas con apuntes de deudas y un vehículo de lujo “Grand Vitara”, modelo 2016.

Este otro caso de desfalco al Banco Unión tiene similares características al perpetrado por Juan Franz Pari, ahora recluido en la cárcel de Chonchocoro. Julio César B. también realizó viajes a diferentes países, cuyas fotos y videos publicó en la red social Facebook.

Según su perfil en la red social, al igual que Pari, fue estudiante del mismo colegio.

El fiscal Blanco aseguró que la auditoría especial emitida por el Banco Unión sólo señala responsabilidad contra Julio César R. B.

Por su lado, el Banco Unión emitió un escueto comunicado, señalando que “en los últimos meses, la nueva Administración del Banco Unión S.A. ha implementado importantes mejoras en la Gestión de Riesgo Operativo y Sistema de Control Interno, priorizando actividades orientadas a incorporar medidas de  prevención, detección y respuesta para prevenir eventos relacionados a fraudes internos, principalmente, los asociados al manejo de efectivo”.

“Producto de dichas acciones, se identificó la apropiación indebida  de Bs 1.660.000.- en la Agencia Desaguadero, ocurrida en el periodo de septiembre 2015 a junio de 2017”, señala el comunicado.

Julio Cesar R. B. fue aprehendido e imputado por delitos financieros, sobre apropiación indebida de fondos financieros, a través de alguna manipulación informática o algún tipo de acción fraudulenta. En la jornada de hoy se espera la audiencia de medidas cautelares, que debe desarrollarse en el Juzgado Segundo Cautelar, a cargo del abogado Wiat Belzu.

DELITOS FINANCIEROS

En octubre de 2017, se reveló el primer desfalco, atribuido al jefe de operaciones de la agencia de Batallas del Banco Unión, Juan Franz Pari.

A diferencia de Julio Cesar R. B. a Pari le bastó un año para sustraer cerca de 37,6 millones de bolivianos y hacer uso ostentoso de los mismos.

Pari dejó un rastro visible con la publicación de fotos y videos en Facebook de viajes de lujo, fiestas con damas de compañía, compra de bienes inmuebles y varios vehículos, uno de ellos, el más caro de la región elaborado con aditamentos especiales como regalo para su amante, Luciana Cagnola, también encarcelada al igual que otros ochos socios, entre ellos los empresarios Juan Carlos y William Gott.

RESPONASABLES

Sin embargo, el caso Pari dejó varias luces sobre la responsabilidad que tienen los niveles superiores en cuanto al cuadre de las cuentas y el recuento del efectivo que deberían ser realizados por el Banco Unión y verificado y regulados por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

DESFALCOS AL BANCO UNIÓN

De acuerdo con el detalle ofrecido por la autoridad de la ASFI el 27 de octubre de 2017 ante la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas, desde el año 2010 el Banco Unión sufrió siete fraudes internos, según una publicación de ANF.

En 2010 hubo un fraude interno por más de 415 mil bolivianos; en 2014 se afectó con 45 mil dólares; en 2015 se dio el tercer golpe por más de 573 mil dólares; mientras que en 2017 se registraron cuatro fraudes, sin contar el de Pari, por montos variables de 160 mil bolivianos, 30 mil bolivianos y 173 mil dólares, y 195 mil bolivianos.

“El Banco Unión, en el marco de lo que exige la Ley de Servicios Financieros, con anterioridad al de Pari ha informado sobre otros seis hechos delictivos, todos se están sustanciando en procesos penales; los montos son bastante pequeños por eso decimos que el hecho de apropiación indebida de fondos acontecido en Achacachi y Batallas es un hecho aislado”, señaló Valdivia ayer, en instalaciones de radio Patria Nueva.

De acuerdo a la suma basada en el cuadro de la ASFI, el fraude interno que afectó al Banco Unión, desde el año 2010, llega a 800.784 bolivianos y 791.652 dólares. El de Pari superó todos los anteriores fraudes internos, con la cifra de 37,6 millones de bolivianos.


---------*---------
Scroll to Top