Descubren dos especies de osos en Amazonia boliviana

El 11 de diciembre de 2017 un equipo de investigadores, liderado por la bióloga brasileña Flavia Miranda, publicó un estudio genético y morfológico en la revista científica Zoological Journal, en el cual determinó que el Oso Oro (Cyclopes didactylus), que habita en países de Centro y Sudamérica, que por mucho tiempo fue reconocido como una única especie, en realidad contenía al menos siete especies diferenciables: C. didactylus, C. ida, C. dorsalis, C. catellus, C. thomasi, C. rufus y C. xinguensis.

De esa manera, a partir de esos datos, los biólogos Vincent A. Vos y Huáscar Bustillos Cayoja por medio de una búsqueda intensiva de fotografías dentro de Bolivia, y revisión de especímenes, lograron encontrar dos nuevas especies de Osos Oro para Bolivia; el Cyclopes thomasi y Cyclopes rufus. Ambos registros fueron confirmados luego por la autora del artículo científico, la investigadora brasileña Flavia Miranda, quien sostuvo que ‘’si bien es necesario realizar mayores investigaciones que brinden mayores luces sobre la ecología e historia natural de las dos especies, dada la cercanía con los registros oficiales del área de estudio principal (Brasil), la posibilidad y registro eran seguros’’.

El biólogo Huáscar Bustillos manifestó a la RAI que Bolivia cuenta oficialmente como especie reconocida con el cyclopes catellus, siendo evidente un claro vacío taxonómico dentro de la familia Cyclopedidae a la que pertenecen los ositos oro, ya que la cercanía de los registros de las nuevas especies citadas en el artículo de Miranda es evidente.

El cyclopes thomasi es una de las nuevas especies de Osos Oro para Bolivia. El color de su cuerpo va de un anaranjado a un café rojizo, las patas delanteras, traseras y la cola son grises. A diferencia de las demás especies, no posee una línea oscura en la espalda y la línea ventral es escasa y no muy notoria.

El registro de este espécimen fue realizado en la ciudad de Cobija, en el departamento de Pando, donde el animal fue encontrado en cautiverio, lo que permitió su registro fotográfico y de video. Según Huáscar Bustillos, algo llamativo de esta especie es su patrón colorido que lo hace fácilmente distinguible de C.catellus y C.rufus.

Otra de las especies descubiertas para Bolivia fue el Cyclopes rufus. Esta especie presenta una coloración rojiza en la espalda, las patas delanteras y traseras, por otra parte, la cola es de un color café claro, el cual contrasta notoriamente con la espalda.

Algo característico del Cyclopes rufus es que no presente ninguna línea oscura en el pecho. Este espécimen fue registrado el año 2005 en la ciudad de Guayaramerín, Beni, en donde al parecer estaba siendo vendido como mascota. Esta especie es fácilmente distinguible por el tono rojizo de la espalda, ya que no presenta ninguna tonalidad plateada como el caso del C. thomasi.

CYCLOPES, UN GÉNERO DIFÍCIL DE CLASIFICAR

Según los científicos, la clasificación de Cyclopes spp es especialmente difícil, considerando la poca información que existe sobre este género. Además, sus hábitos arbóreos, nocturnos y su preferencia por densas selvas incluyendo muchas zonas poca exploradas, hacen que solo exista un número limitado de registros oficiales.

No obstante, los biólogos Bustillos y Vincent Vos sospechan que existen muchos registros informales con fotos que no han llegado a los ámbitos científicos. Considerando que las especies descritas por la investigadora Miranda presentan características morfológicas fácilmente distinguibles que incluso pueden ser rescatadas desde fotos.

De esa manera, Bustillos y Vincent Vos han propuesto el uso de una herramienta de ciencia ciudadana llamada INaturalist, un portal por medio del cual los ciudadanos pueden contribuir sus observaciones y ayudar a generar información complementaria para aclarar la taxonomía de este grupo.

OSOS ORO DUERMEN EN AMAZONIA BOLIVIANA

Según la publicación la Amazonia Boliviana y los Objetivos de Desarrollo del Milenio, la superficie de la Amazonia de Bolivia abarca una superficie de 475.278 Km2, equivalente al 43,5 % del territorio nacional. Esta superficie, que se extiende por los departamentos de Pando, Beni, La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, se halla constituida por un mosaico de extensos bosques húmedos tropicales, sabanas de inundación, bosques semi húmedos de transición hacia el Cerrado el Chaco y bosques sub andinos, todos ellos caracterizados por su elevada biodiversidad.

Es así que, según Bustillos las investigaciones científicas con el grupo de los Xenartros (tatuses-osos hormigueros-perezosos) en la amazonia es muy escasa y la familia de los osos oro Cyclopedidae es la menos estudiada de todo el orden.

AMENAZAS PARA SU CONSERVACIÓN

Según Bustillos, uno de los principales factores que puede considerarse como amenaza para estas nuevas especies es la deforestación de la selva amazónica, la que anualmente acaba con bosques en el país y nuestro vecino Brasil, además de otros países.

Por otra parte, el biólogo manifiesta que el asentamiento de poblaciones humanas en zonas de alta sensibilidad ecológica, algo muy frecuente en la región de la amazonia boliviana, puede ser otro aspecto negativo para la conservación de Cyclopes thomasi y Cyclopes rufus. “El mascotismo y el tráfico es otro factor de presión que amenaza a estas especies, pues al ser pasivas y visualmente muy atractivas, se consideran populares como mascotas, ya que gran parte de los registros se ha dado en situación de venta o tenencia ilegal”, argumentó Bustillos.

Finalmente, Bustillos considera que otro aspecto importante para la conservación de las especies de Ositos Oro son los grandes vacíos de información, ya que poco o nada se ha investigado y no se conoce mucho sobre su ecología e historia natural. (RAI)


---------*---------
Scroll to Top