Denuncian intereses de asambleístas del MAS

La oposición pidió al presidente Evo Morales que las asambleístas Salvatierra y Rivero sean apartadas del ejercicio de la presidencia de las Comisiones de Constitución.

La oposición denunció que las legisladoras del Movimiento al Socialismo (MAS) Adriana Salvatierra y Susana Rivero incurren en delito por intereses personales. Considera que es inaceptable que Salvatierra esté a cargo de la preselección de los futuros magistrados que juzgarán a su padre, porque existe contra él un juicio de responsabilidades desde el 2009.

Se presentaron, asimismo, dos denuncias contra la presidenta de la Comisión Mixta de Constitución de la Asamblea Legislativa, Adriana Salvatierra.

Hugo Salvatierra se habría reunido con postulantes al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), en Santa Cruz. Los opositores califican que es inaceptable que él lleve adelante la preselección, porque seleccionará a los futuros magistrados que juzgarán a su padre.

Por tal motivo, estos solicitarán al presidente Evo Morales, mediante una carta, que las asambleístas Salvatierra y Rivero sean apartadas del ejercicio de la presidencia de las Comisiones de Constitución, mientras se desarrolle el proceso de preselección de altas autoridades del Órgano Judicial.

DENUNCIAS

La primera denuncia fue presentada por el senador Edwin Rodriguez, de Unidad Demócrata (UD), quien indicó que la extinta Corte Suprema de Justicia solicitó al entonces Congreso Nacional, que tutelaba el vicepresidente Álvaro García, que autorice el juzgamiento del exministro de Desarrollo Rural Hugo Salvatierra, porque fue imputado por el Ministerio Público por los presuntos delitos de incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica.

Después que Salvatierra dejó el cargo, la actual diputada Susana Rivero fue posesionada como ministra del sector, quien inició una Auditoría al Programa de Mecanización del Agro y se encontraron responsabilidades en contra suya.

Según los resultados de la Auditoría, que se inició en el 2007, se develó que durante la gestión de Salvatierra, en el 2006, se entregaron 424 tractores, de los cuales 148 fueron adjudicados de manera legal, mientras que 276 motorizados tienen problemas en la documentación.

“Hay un conflicto de intereses y una red de encubrimiento a la corrupción. Senadora Salvatierra, usted sabe que los futuros magistrados que usted va a elegir son los que juzgarán a su padre, por delitos cometidos a partir de una Auditoría”, expresó el opositor.

Por otra parte, el diputado Luis Felipe Dorado, del partido Demócrata, denunció que el padre de la senadora oficialista, Hugo Salvatierra, sostuvo reuniones con postulantes al Órgano Judicial, el 30 de julio y el 20 de agosto, en la Fundación Alas, en la ciudad de Santa Cruz.

“Nos preocupa esta situación porque en esa reunión estaba el exministro y padre de la senadora Salvatierra. Creemos que se estarían manejando los cargos. Ahora, vamos a pedir que la senadora explique si conocía o no de este hecho”, dijo el diputado Dorado.

Ante estas denuncias, se hizo la consulta a Iván Campero Villalba, postulante al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que fue habilitado para la fase de entrevistas, si conocía de estas reuniones a lo que respondió que no conoce y que no asistiría a ese tipo de encuentros, porque no pertenece a ningún partido político.

ENTORPECER ELECCIONES

Tras estas denuncias, las legisladoras del Movimiento al Socialismo rechazaron las acusaciones de los opositores y las tildaron de machistas y que es una estrategia para entorpecer el proceso de preselección.

Salvatierra, en respuesta, dijo que sus actos están enmarcados a los criterios establecidos en el Reglamento de Preselección de candidatos, los cuales fueron desarrollados de manera transparente y espera que no sean acciones que busquen entorpecer la preselección de candidatos.

“Si existiera alguna denuncia formalizada escrita, nosotros no tenemos nada que esconder. Estamos sujetos a los principios del reglamento y esperemos que esta clase de acusaciones que se hacen no busquen entorpecer el proceso de preselección”, sustentó Salvatierra.

Mientras tanto, la diputada del oficialismo Susana Rivero calificó de ataques misógenos y machistas las acusaciones de los legisladores de la oposición.

“Lo que pase con las familias ese es otro asunto, estamos en una tarea tan importante dos mujeres, cosa que algunos misógenos no toleran, vuelvo a indicar no ha existido ni en el pasado ni en el presente, algún hecho que puedan probarnos sospecha alguna y menos un acto irregular”, resaltó.


---------*---------
Scroll to Top