Denuncian infiltrados del MAS en movilizaciones

El senador opositor por UD, Arturo Murillo, ayer denunció que existen “infiltrados del partido Gobierno” en movilizaciones de protesta en contra del fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional que habilitó de por vida a Evo Morales para que candidatee a la Presidencia del país, obviando la voluntad popular expresada en las urnas el 21 de febrero pasado.

“La gente está en las calles y ellos (MAS) mandan a sus sicarios jóvenes a meterse en los movimientos ciudadanos, para qué… para lograr confrontación y después para echarnos la culpa a nosotros, para decir que somos nosotros los que incendiamos instituciones. Cuando son gente del MAS. Han mandado a su gente a pegar a médicos…han salido pegados ellos. Ahora les meten juicio a los médicos. Este es un país de locos, debemos a empezar a respetar las leyes”, dijo ayer desde el Legislativo, en conferencia de prensa.

Por su parte, el senador opositor Oscar Ortiz afirmó que “las movilizaciones convocadas en Santa Cruz fueron pacíficas y que hubo infiltrados que generaron violencia, con una ‘técnica netamente Chavista’. Asimismo el legislador opositor Wilson Santamaría, afirmó que “en las marchas de protesta hubo infiltrados”.

En tanto, la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño y la senadora, Adriana Salvatierra condenaron los actos de violencia e intentos de toma de instituciones en Santa Cruz y responsabilizaron a la oposición de los actos antidemocráticos.

Las legisladoras lamentaron que los grupos a título de plataformas ciudadanas pretendan generar un escenario de violencia similar a los que se vivió el 2007 y 2008. Cuando la característica era la toma de instituciones y la violencia en contra de indígenas campesinos y militantes del MAS.

CHICOTEADA VIRALIZADA

El periódico cruceño El Deber, en su versión digital, publicó que un grupo de personas afines al Movimiento al Socialismo liderados por Rolando Cuéllar habían anunciado que “chicotearían a los médicos” por cumplir con su paro de actividades y atentar contra la salud pública; pero al final, les salió la “chicoteadura por la culata” ya que ellos terminaron siendo golpeados por los galenos y trabajadores del hospital San Juan de Dios.

Este momento fue capturado por los medios de comunicación y replicado en las redes sociales que se inundaron de memes sobre el tema.


---------*---------
Scroll to Top